Necrológicas
  • Herminia Hernández Andrade
  • Francisco Clodomiro Maldonado Barría
  • Mirna Yanet Andrade Márquez
  • Juanita María Vukovic Boskovic
EDITORIAL

Inversiones en el cauce del río de las Minas

Por La Prensa Austral Martes 13 de Junio del 2017
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
89
Visitas

A poco más de cinco años del desastroso desborde del río de las Minas, la población ha sido testigo de la fuerte inversión estatal ejecutada con miras a dar mayor seguridad ante eventuales crecidas del cauce que cruza la ciudad.
La catástrofe natural del 12 de marzo de 2012 dejó un triste saldo de más de 200 familias damnificadas y locales comerciales anegados, generando millonarias pérdidas.
A la fecha, el gobierno ha dado cumplimiento con la reposición de los puentes de calles Magallanes, Lautaro Navarro y Bories, estando pendiente la ejecución del acueducto de calle Chiloé y probablemente O’Higgins, con una inversión superior a los 12.500 millones de pesos.
El reemplazo de estas plataformas persigue tener una mayor capacidad hidráulica y evitar el taponamiento que se producía con el arrastre de sedimentos.
Lo anterior, es parte de un proyecto de mejoramiento integral del río de las Minas, que involucra una serie de acciones a partir desde la cuenca alta hasta la desembocadura, en el estrecho de Magallanes.
Las obras ejecutadas por el Ministerio de Obras Públicas, a través de las empresas adjudicantes de los respectivos contratos, han considerado la construcción de casi 500 metros de muros de defensa de hormigón, en la población Santos Mardones, mientras que desde el puente Eduardo Frei hasta calle Zenteno, se terminó con la construcción del radier de hormigón.
El plan de intervención del cauce también contempla el mejoramiento del radier comprendido entre Zenteno y Armando Sanhueza, que por su antigüedad, presenta un fuerte deterioro que es necesario acometer para enfrentar de mejor manera futuras crecidas.
Sin dudas que estas obras constituyen un mensaje de tranquilidad, sobre todo a los habitantes y comerciantes del sector central y costero de Punta Arenas, que ante un frente de precipitaciones intensas, reaparece el riesgo de verse enfrentados a un aluvión, más aún si se considera la vastedad geográfica de la zona y su variable y riguroso clima que cada cierto tiempo causa graves estragos.