Necrológicas
  • Hugo Hernán Maureira Menghini
  • María Victoria Zúñiga Cid
EDITORIAL

La descentralización que queremos y soñamos (I)

Aunque sin el rit-
[…]

Por La Prensa Austral Jueves 27 de Agosto del 2015
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
57
Visitas

Aunque sin el rit-
mo que se quisiera, el gobierno está embarcado en un proceso que busca dar pasos para descentralizar el país y dotar de mayor autonomía a las regiones.
En tal empeño, la subsecretaría de Desarrollo Regional y Administrativo (Subdere) ha estado realizando seminarios para dar a conocer los criterios gubernamentales en torno a esta materia, siendo Magallanes una de las regiones en la cual ya se llevó a cabo uno de estos encuentros.
Ello, con la finalidad -como lo remarcó la representante de la Subdere- de informar y despejar dudas, muchas de las cuales surgen de la falta de antecedentes sobre los contenidos de los proyectos y las enmiendas que se plantean.
Esta instancia de sociabilización y de diálogo es absolutamente necesaria, toda vez que se ha ido apreciando que en los textos elaborados por el Ejecutivo no se están recogiendo en plenitud los anhelos regionales.
Se ha planteado que la reforma debe considerar un traspaso efectivo de atribuciones y capacidad de decidir sobre los presupuestos regionales.
Cualquier cortapisa a aquello hará que la pretendida descentralización quede sólo en palabras y, como bien han señalado varios entendidos en la materia, no bastará con la elección directa y popular de los intendentes, sobre todo si a él se contrapone una figura como la del gobernador regional, a la cual se traspasarán la representación y atribuciones del Ejecutivo.
El centralismo ha sido la tónica del país y éste, en gran parte de la historia nacional, ha agobiado a las regiones y provincias.
Estos seminarios y cualquier diálogo que permita un intercambio informado y con alturas de mira aportarán, sin duda, a que las normas que están por sancionarse permitan tomar decisiones más acorde con el proceso sano y efectivo de  descentralización que de-
manda el país.
Por ello, son totalmente atingentes las palabras del Premio Nacional de Historia, Mateo Martinic Beros, quien sentenció precisamente en el aludido seminario: “Todo es posible de hacer cuando se tiene voluntad, cuando se tiene conocimiento del territorio de una región, de sus problemas y necesidades. Todo es posible cuando hay capacidad de soñar”.