Necrológicas
  • Norma Lidia Ojeda Santana
  • Ricardo Bravo Palma
  • María Cristina Mancilla Gómez
  • Ricardo “Lumpi” Bórquez Schultz
  • Dina Gómez Alba
EDITORIAL

La descentralización que queremos y soñamos (II)

A fin de alentar el debate sobre el proceso de descentralización que está impulsando el gobierno y alimentarlo con ideas y fundamentos, la Universidad de Magallanes y la Fundación Chile Descentralizado… Desarrollado unieron sus esfuerzos para realizar un seminario sobre esta temática.
[…]

Por La Prensa Austral Viernes 28 de Agosto del 2015
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
52
Visitas

A fin de alentar el debate sobre el proceso de descentralización que está impulsando el gobierno y alimentarlo con ideas y fundamentos, la Universidad de Magallanes y la Fundación Chile Descentralizado… Desarrollado unieron sus esfuerzos para realizar un seminario sobre esta temática.
“Descentralización 2015. ¿Có-
mo vamos? ¿Qué hacemos? La mirada de la región de Magallanes”, fue el nombre de este encuentro que se desarrolló en dependencias universitarias y que contó no sólo con Henrich von Baer, presidente de la referida fundación e integrante de la comisión que asesoró a la Presidenta de la República sobre la materia, sino con la senadora Carolina Goic y los diputados Juan Morano y Gabriel Boric.
Este seminario permitió, así, conocer la opinión que tienen los legisladores regionales sobre el proyecto de reforma constitucional remitido por el Ejecutivo al Congreso y fue importante establecer que los tres convienen en que se debe eliminar la figura de gobernador regional que La Moneda estableció en él.
No existe claridad respecto de por qué, si tal figura no fue propuesta por la referida comisión asesora, en algún despacho de la sede de gobierno se diseñó esta nueva autoridad, la cual se consagra en el actual texto en el artículo 111.
En el debate y en la exposición de Von Baer, se estableció que el actual articulado que propone La Moneda no sólo neutralizada y resta importancia a la elección directa de los intendentes, sino que hará que no sean las autoridades elegidas del gobierno regional las que decidirán los asuntos propios de gobierno, sino que el poder quedará en manos de este gobernador regional.
Ello no aportará al avance gradual, pero efectivo en la descentralización, sino que conservará algunas limitaciones del modelo de Estado vigente.
Agobiadas por el centralismo imperante, las regiones requieren y demandan que el gobierno de Bachelet cumpla con su compromiso de impulsar un proceso efectivo de delegación de facultades y poder. Para que esto ocurra, será capital la postura y la labor de nuestros parlamentarios. De ellos dependerá, en gran medida, que se lleve adelante la descentralización que queremos y añoramos.