Necrológicas
  • Ricardo “Lumpi” Bórquez Schultz
  • Ana Luisa Sepúlveda González
  • María Cárcamo Márquez
  • Edita de Lourdes Oyarzún Díaz
  • Lucila del Carmen Barría Mancilla
  • Dina Gómez Alba
EDITORIAL

La desierta licitación del transporte público

Por La Prensa Austral Miércoles 27 de Abril del 2016

Compartir esta noticia
169
Visitas

Escasa sorpresa tuvo la información emanada en la víspera desde el gobierno regional sobre el proceso licitatorio del servicio de transporte público mayor para Punta Arenas. De hecho, era una noticia predecible desde el momento en que se conoció parte de los antecedentes de las ofertas presentadas por tres empresas.
Desde que se levantaron las bases de la licitación, se formularon objeciones respecto de montos y exigencias para participar, entre ellas la boleta de garantía y, al momento de abrirse las ofertas, ya se supo que cada uno de los postulantes no concurría con la documentación solicitada.
Así, era esperable el anuncio del lunes del intendente sobre la fallida licitación, tras declararla desierta.
Quizás la única duda estaba en torno a si la empresa Transportes e Inversiones Ma-gallanes S.A. (Movigas) iba o no a aceptar seguir haciéndose cargo del servicio, luego de que había manifestado públicamente su negativa en momentos en que se vio complicada la referida subasta.
El alivio sobrevino, entonces, luego de que la máxima autoridad regional asegurara que existe la voluntad de la gerencia de Movigas de extender su prestación de transporte público hasta noviembre, a la espera de que en los próximos seis meses el ministerio del ramo pueda ser capaz de levantar un nuevo proceso, ajustando y revisando las ba-
ses iniciales.
Al parecer, uno de los problemas es que el subsidio que el Estado está ofreciendo no será suficiente para garantizar un servicio de calidad, tal y cual lo ha prestado Movigas. Como antecedente, la propia compañía informó que operó asumiendo pérdidas muy significativas y difíciles de enfrentar. La cifra tirada al ruedo es de $5 mil millones.
Ello lleva a pensar que los montos que se están barajando desde Santiago no son suficientes y que será necesario comenzar por sincerar cuánto cuesta en realidad mantener un servicio como el prestado por Movigas, si es que no se quiere retroceder en tal sentido. Mucho más cuando el crecimiento de Punta Arenas impone la necesidad de nuevos recorridos y que los trayectos sean más largos para abarcar un radio mayor.