Necrológicas
  • Alberto Daniel Murillas Scarcella
  • María Adriana Royo de Ibáñez
  • Jaime Monsalve Manzanarez
EDITORIAL

La incertidumbre sobre la elección popular de gobernadores regionales

Por La Prensa Austral Martes 14 de Marzo del 2017

Compartir esta noticia
70
Visitas

En las postrime-rías del año pa-
sado, la Presidenta Michelle Bachelet promulgó la ley que crea la figura del gobernador re-
gional, que reemplazará al actual intendente como máxima autoridad en ca-
da región del país.
De acuerdo a la normativa vigente, esta autoridad deberá ser elegida con el 40% de los votos y durará por un período de cuatro años. Presidirá al Consejo Regional, órgano junto con el cual conformarán el poder ejecutivo en cada región.
A la algarabía que desató tal promulgación, pronto sobrevino la duda, pues se esperaba que la elección del gobernador regional se realizara junto con los comicios presidenciales, parlamentarios y de consejeros regionales que se efectuarán en noviembre próximo.
No obstante, están pendientes en el Congreso normas que resultan fundamentales para dar curso a tal proceso eleccionario, como son el proyecto de ley orgánica que regulará tal elección y el de ley orgánica de traspaso de competencias.
Según las proyecciones gubernamentales, se espe-
raba que estas normas fueran despachadas por los parlamentarios “en algún momento de abril”, plazo límite para que haya tiempo de declarar las candidaturas, realizar eventuales primarias y programar esta elección junto con las de noviembre.
Frente a este escenario ad-verso, la Fundación Chile Descentralizado… Desarrollado remitió una misiva al Palacio de Gobierno dirigida a los ministros del Interior y secretario general de la Presidencia, Mario Fernández y Nicolás Eyzaguirre, respectivamente, solicitándole que se tramite en calidad de “suma urgencia” los dos proyectos antes señalados, a fin de hacer viable la elección de los gobernadores regionales a fines de este año.
Pero, el tiempo ha pasado y La Moneda no ha dado ningún paso a favor de esto y tampoco se aprecia mayor interés de los propios parlamentarios.
Al parecer, las regiones seguirán esperando por mayor participación y de-mocracia.