Necrológicas
  • Orlando Vera Muñoz
  • Yerco González Cárcamo
  • Leonor Silva de la Fuente
  • Francisco Moreno Chávez
  • Luz Edulia de las Mercedes Chapa Muñoz
  • Margarita Ríos Collier
  • Elena Cea Vidaurre
EDITORIAL

Magallanes, destino y lugar de tráfico de drogas

A fin de la semana pasada, se conoció un importante operativo policial y aduanero que permitió decomisar un envío de droga sintética proveniente de Montreal, Canadá.
[…]

Por La Prensa Austral Martes 21 de Julio del 2015

Compartir esta noticia
226
Visitas

A fin de la semana pasada, se conoció un importante operativo policial y aduanero que permitió decomisar un envío de droga sintética proveniente de Montreal, Canadá.

La existencia de la droga conocida como NBome ya había sido alertada por las policías regionales en cuanto a tener a Magallanes como foco de consumo y lugar para reenviar este tipo de sustancias a otros destinos dentro y fuera del país.

Se trata de un elemento muy similar al LSD, pero que reviste mayor peligrosidad en cuanto a sus efectos sobre la salud de quienes lo consumen, siendo muchísimo más letal que la dietilamina de ácido lisérgico. Se ha informado que la droga tiene una toxicidad tal que una dosis de un gramo partido un millón de veces igualmente puede provocar sobredosis o la muerte.

En el caso del referido decomiso, una acción conjunta en Puente Alto (Región Metropolitana) y Puerto Natales (Magallanes) permitió incautar 15.400 dosis de NBome, siendo el valor comercial de cada estampilla de unos $20 mil. Por ello, se estimó que este cargamento podría haber reportado ingresos ilegales por unos $300 millones.

Así, tanto la cantidad como el monto de las ganancias proyectadas llevaron a afirmar que se trató del mayor decomiso de droga sintética efectuado en el país.

Esto genera alarma pues se confirma que Chile es un foco de consumo y tráfico de esta droga sintética, que fue creada en Berlín en 2003 y cuyo primer rastro en el país se tuvo en 2013.

Al año siguiente, ya hubo reportes en Magallanes sobre el tránsito de este peligroso psicotrópico, respecto del cual como comunidad se tiene que estar atenta por las consecuencias que puede tener en quienes lo consumen y/o la cantidad de jóvenes que pueden ser introducidos a él.

Las cifras hablan por sí solas: a la fecha se han decomisado más dosis que todas las incautadas durante el año pasado. Según la PDI, en 2014 se interceptaron 32.256 dosis y este año la cifra suma 45.208.

Lamentablemente, Magallanes, al igual que Chile, en general, ya es un mercado para esta droga y un lugar de reenvío, sobre todo a las provincias argentinas aledañas a esta región.