Necrológicas
  • María Ofelia Laguarda Sánchez
  • María Julia Cárcamo H.
  • Amelia Miranda Navarro
EDITORIAL

Mala imagen del Congreso y resumen del trabajo parlamentario

El año recién pasado fue, sin duda, uno de los más críticos que enfrentó la nueva democracia -esa que se instaló en marzo de 1990-, debido a los innumerables escándalos en que se vio envuelta la clase política. Primero, por su desafección con la ciudadanía y, segundo, por su vínculo y dependencia antiética del poder económico.
[…]

Por La Prensa Austral Domingo 7 de Febrero del 2016

Compartir esta noticia
64
Visitas

El año recién pasado fue, sin duda, uno de los más críticos que enfrentó la nueva democracia -esa que se instaló en marzo de 1990-, debido a los innumerables escándalos en que se vio envuelta la clase política. Primero, por su desafección con la ciudadanía y, segundo, por su vínculo y dependencia antiética del poder económico.

La última encuesta Adimark no fue particularmente diferente respecto de la aprobación y desaprobación ciudadana, al arrojar similares resultados que en sondeos previos. Así la Nueva Mayoría obtuvo un 23% de respaldo y un 67% de rechazo. La oposición, ahora reunida en Chile Vamos, marcó un 20% de adhesión y un 69% de repudio.

Pese a los intentos por revertir su mala imagen, en el Congreso las cosas no están mejor, ya que ambas cámaras decayeron levemente en su ya bajísima aprobación. El Senado concitó sólo un 13% de respaldo y la Cámara de Diputados, un 11%. Las desaprobaciones para ambas corporaciones superan, así, el 80%.

En tal contexto, es interesante realizar un balance de la actuación de los parlamentarios en el Congreso.
Lo primero que se debe comentar es que el desafuero y juicio contra el senador independiente Carlos Bianchi resultó una situación inusual, la que aún no se desentraña y que, en concreto para la zona, implicó no contar con uno de sus dos representantes en la Cámara Alta. Cuánto afectó o lo hará esto a la región, en términos de representación y gestiones a su favor, es difícil de determinar.

Al momento de evaluar el desempeño de los legisladores, la asistencia y la presentación de mociones suelen ser los puntos medulares para cualquier balance.

Respecto de las mociones, ni la senadora Carolina Goic (DC) ni los diputados Juan Morano (DC) y Gabriel Boric (Izquierda Autónoma) están entre los parlamentarios que más proyectos de ley ingresaron al Congreso durante 2015. Tampoco están en el top del listado si se consideran los oficios o solicitudes de información que se despachan por miles en ambas cámaras.

A la hora de la asistencia, ninguno figura con asistencia perfecta, la que se mide sin contar ausencias justificadas por enfermedad, viajes oficiales o impedimentos graves. En cambio, Boric ingresó con un 89% en el listado de cinco diputados con menor porcentaje de concurrencia a las sesiones del Congreso.

Estos son sólo antecedentes objetivos y no indican plenamente la calidad del trabajo legislativo de nuestros parlamentarios, pero permiten, al menos, tener alguna noción de su desempeño.