Necrológicas
  • Orlando Vera Muñoz
  • Yerco González Cárcamo
  • Leonor Silva de la Fuente
  • Francisco Moreno Chávez
  • Luz Edulia de las Mercedes Chapa Muñoz
  • Margarita Ríos Collier
  • Elena Cea Vidaurre
EDITORIAL

Mejoramiento de la conectividad de Tierra del Fuego

Por La Prensa Austral Martes 9 de Agosto del 2016
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
123
Visitas

La descentralización ha sido una demanda añosa de las regiones respecto del cen-tro del país. Pero, en el último tiempo también se ha cuestionado la concentración de poderes e inversión de las capitales regionales en desmedro del resto del territorio de cada región.
Magallanes también había adolecido de una distribución más equitativa de los programas y recursos, evidenciando algunas provincias y zonas un rezago importante en tales términos.
Ello, poco a poco, se ha ido subsanando y es así como se han ido introduciendo subsidios relevantes para mejorar los servicios de conectividad marítima, aérea y vial.
Sólo la semana recien pasada se anunció la licitación para establecer una conexión aérea entre Punta Arenas y Pampa Guanacos, tramo que antes no había sido considerado al privilegiarse la rentabilidad social del subsidio comprometido.
En este caso puntual, se trata de un aporte estatal de poco más de $9 millones mensuales que beneficiará a unas 61 personas que podrían utilizar tal ruta y trasladarse entre ambos puntos en sólo 45 minutos. Esto será un salto cualitativo para estos pasajeros pues el viaje en avión implicará recorrer en menos de una hora los 180 kilómetros del tramo aéreo, versus los 590 kilómetros que impone el actual trayecto terrestre, añadiendo a esto el cruce marítimo de Punta Delgada.
A esto se sumará la inversión de US$340 millones proyectada en seis años para mejorar la conectividad vial de la provincia de Tierra del Fuego. Serán 309 kilómetros de la red fueguina de caminos que harán más expedito y seguro el tránsito desde, hacia y dentro de la isla.
De esta forma, Magallanes está reduciendo la brecha que existe entre su capital regional y las otras zonas que integran su territorio, las que igual merecen que el Estado realice las inversiones que se requiere para garantizar que todos sus habitantes tengan las mismas oportunidades y se eleve su calidad de vida.