Necrológicas
  • Norma Lidia Ojeda Santana
  • Ricardo Bravo Palma
  • María Cristina Mancilla Gómez
  • Ricardo “Lumpi” Bórquez Schultz
  • Dina Gómez Alba
EDITORIAL

Nuevas exigencias respecto de la trazabilidad ovina

Una noticia poco grata recibieron esta semana los productores y ex-portadores gana-
[…]

Por La Prensa Austral Sábado 22 de Agosto del 2015
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
136
Visitas

Una noticia poco grata recibieron esta semana los productores y ex-portadores gana-
deros respecto de la trazabilidad del ganado ovino.
En efecto, la autoridad na-cional del Agro pretende, en una consulta ciudadana, someter a consideración di-versos aspectos, entre ellos la trazabilidad individual de los ovinos.
La Asociación de Ganaderos de Magallanes (Asogama) expresó su absoluto rechazo a la medida y advirtió que no participará más de las mesas ovinas mientras no se retire esta proposición, que calificó de inconsulta.
Asogama, nuevamente, ha tenido que salir a informar a sus asociados y advertir a las autoridades del sector sobre la impracticabilidad de medidas que se deciden en algún escritorio, sin considerar las características especiales de la actividad en la zona y, específicamente, respecto de la cría del ganado ovino en forma extensiva.
Magallanes representa el 60% de la masa ovina del país. La producción regional de lana y carne se exporta casi en su totalidad.
La entidad gremial sostiene que la medida que se pretende imponer es impracticable, que es irracional controlar en forma individual a cada oveja y llevar esta información a los Formularios de Movimiento Animal.
La impresión general es que en el Servicio Agrícola y Ganadero (Sag) en Santiago están yendo más allá que las exigencias de los mercados internacionales.
La Unión Europea es el principal destino de las exportaciones ovinas y no exige la trazabilidad individual. Como en otros mercados, rige el control de rebaño y así se ha hecho ver a los inspectores de la UE.
El sector ganadero en Magallanes enfrenta ya suficientes problemas como para que se le quiera imponer mayor carga. Cabe recordar que, en el caso del ganado bovino -cuya masa asciende a cien mil cabezas- se ha hecho difícil implementar los nuevos sistemas de trazabilidad.
Este intento en el caso del ganado ovino sólo genera un nuevo conflicto entre el sector privado y el gobierno, absolutamente indeseable en estos tiempos.