Necrológicas
  • Norma Lidia Ojeda Santana
  • Ricardo Bravo Palma
  • María Cristina Mancilla Gómez
  • Ricardo “Lumpi” Bórquez Schultz
  • Dina Gómez Alba
EDITORIAL

Regulación de cruces viales peligrosos

Por La Prensa Austral Jueves 11 de Febrero del 2016

Compartir esta noticia
58
Visitas

Cada cierto tiempo aflora la preocupación vecinal sobre una mejor regulación de determinados cruces vehiculares que con los años se han convertido en intersecciones potenciales de accidentes de tránsito.

Es el clamor que se reaviva cada vez que vecinos de Rómulo Correa con Cirujano Videla, y de Avenida España con Capitán Guillermos, son remecidos con una colisión frente a sus ojos.

Desde esta misma tribuna hemos aplaudido las soluciones acertadas que la dirección de Tránsito de la Municipalidad de Punta Arenas ha implementado en los cruces de Zenteno e Ignacio Carrera Pinto y de Zenteno con General Salvo, en el barrio Prat.

El crecimiento del parque automotor es la principal razón que obliga a tomar medidas de fondo para regular el tránsito, particularmente llegado marzo donde la ciudad vuelve a su normalidad que para muchos es agobiante.

Como es natural, la ciudad tarda en adecuarse a la mayor presencia de automóviles. Generalmente, ocurre que el mejoramiento de las condiciones del tránsito vial se llevan a cabo cuando se registran accidentes o cuando el riesgo es demasiado alto. Sin duda, ésa no debería ser la tendencia. Por el contrario, lo ideal es la planificación.

Sin embargo, considerando la realidad comunal, el municipio ha manifestado su preocupación por esta falencia; de hecho, en noviembre pasado los vecinos del sector norte fueron informados del proyecto que cambia el sentido de tránsito en las calles Rómulo Correa, Capitán Guillermos, Mardones, El Ovejero y Hornillas. Esta última vía ha sido escenario de múltiples accidentes, en su cruce con Avenida España.

Es importante que el gobierno apoye al municipio en los proyectos viales, no sólo porque la instalación de nuevos semáforos en la ciudad serán de gran ayuda para los automovilistas, sino también porque representa una mayor cuota de seguridad para los peatones que a diario transitan por las intersecciones identificadas como riesgosas.