Necrológicas
  • Hugo Hernán Maureira Menghini
  • María Victoria Zúñiga Cid
EDITORIAL

Reputación empresarial y desarrollo de Magallanes

En el Primer Estudio sobre Confianza e Imagen Empresarial encargado por la Sofofa a Cadem, se constató como tendencia que las críticas de los encuestados apuntan más hacia las instituciones públicas que a las privadas, si bien se registran algunas dicotomías.
[…]

Por La Prensa Austral Domingo 27 de Septiembre del 2015

Compartir esta noticia
86
Visitas

En el Primer Estudio sobre Confianza e Imagen Empresarial encargado por la Sofofa a Cadem, se constató como tendencia que las críticas de los encuestados apuntan más hacia las instituciones públicas que a las privadas, si bien se registran algunas dicotomías.

Como parte de estos resultados, se apunta que el 45% de las personas expresa confianza hacia las grandes empresas, aunque este porcentaje se eleva al 75% cuando se le consulta por su propio lugar de trabajo.

Más allá de esto, un contundente 76% declara que los empresarios son necesarios para el desarrollo del país.

Entonces, se puede concluir que existe cierto consenso sobre la importancia que tiene el empresariado y sus proyectos desde la perspectiva económico-social que incluye no sólo su incidencia en el Pib, sino la generación de empleo, crecimiento y desarrollo local.

Procurando aquello es que hace años se estableció un conjunto de leyes de excepción que buscó crear ventajas para que empresas se instalaran y progresaran en Magallanes, sistema que se basa, como debe ser en toda sociedad civilizada, en la credibilidad y confianza en los empresarios.

Es, por ello, que defrauda conocer la tendencia de algunas compañías que utilizan mal las franquicias puestas a su disposición, cometiendo, entre otros delitos, millonarios robos mediante el abuso de confianza o incumplimiento de obligaciones propias.

El caso conocido últimamente ha sido el de una empresa de biotecnología, cuyos ejecutivos serán formalizados por fraude a la Ley Navarino. El episodio recuerda el fraude detectado, también en Porvenir, por la Sociedad Corporación Manufacturera Textil Magallánica (Corma), compañía que realizó operaciones acogidas a dicha norma.

Las situaciones comentadas son precisamente las que hablan mal de una parte del empresariado que, lejos de buscar generar sus utilidades dentro de un margen razonable y aportar al bienestar socioeconómico de sus trabajadores, no escatiman las resquicios legales para defraudar y vulnerar las normas.

Magallanes, la expansión de su economía y el desarrollo de gente no necesitan de estos empresarios, sino de aquellos que sean confiables y que se apeguen en todo a la legislación y normativa vigentes.