Necrológicas
  • Leonor Silva de la Fuente
  • María Vera Ojeda
  • José Ortega Sepúlveda
  • Luis Alberto Latorre Vera
EDITORIAL

Rescate del sentido e implementación del Cijum

El Consejo Regional aprobó cerca de mil millones de pesos para habilitar e implementar el Centro Interactivo de Juegos y Movimiento (Cijum). Se espera que el recinto esté operativo a principios del próximo año y su funcionamiento beneficiará a unos nueve mil niños de la región.
[…]

Por La Prensa Austral Jueves 13 de Agosto del 2015

Compartir esta noticia
107
Visitas

El Consejo Regional aprobó cerca de mil millones de pesos para habilitar e implementar el Centro Interactivo de Juegos y Movimiento (Cijum). Se espera que el recinto esté operativo a principios del próximo año y su funcionamiento beneficiará a unos nueve mil niños de la región.
El proyecto fue presentado por la dirección regional de la Junta Nacional de Jardines Infantiles (Junji), entidad que venía hace tres años buscando recuperar el espacio diseñado durante la primera administración de Michelle Bachelet, pero que se encontró con la persistente negativa del anterior gobierno a acceder a destinar el lugar para lo que fue inicialmente concebido: los niños y las niñas.
La iniciativa surgió frente al diagnóstico de la época -y que sigue vigente- del problema de sobrepeso y obesidad infantil de Punta Arenas y de la demanda de las familias de los niños y las niñas que asisten a los jardines Junji, la mayoría de los cuales no cuenta con gimnasios ni espacios suficientemente adecuados para la estimulación temprana y la ejercitación de los menores.
En una alianza virtual entre la Junji, el Instituto Nacional del Deporte (IND) y el Ministerio de Obras Públicas (Mop) se generó la mesa de trabajo para diseñar y dar vida al que fue presentado, luego, como el primer centro de juegos y movimiento dedicado exclusivamente para los infantes en toda Latinoamérica.
Sin embargo, este acuerdo se desconoció a poco andar en la anterior administración, se desnaturalizó el sentido de su creación y se comenzaron a utilizar dichas dependencias para el desarrollo de otras actividades, principalmente beneficiando a jóvenes y adultos que practican diversas disciplinas deportivas.
La llegada de adultos y la transformación de los espacios interiores han hecho, con el correr de estos años, que el interior del centro se haya deteriorado visiblemente y de ahí que fue necesario retomar la iniciativa original y pedir otros mil millones de pesos para su refacción e implementación.
Junto con celebrar que este Consejo Regional haya entendido la importancia de rescatar el sentido y fin original del Cijum, sólo cabe consignar que lo ocurrido con este centro es sólo uno de los tantos casos en que, habiendo efectuado millonarias inversiones, las dependencias se abandonan y se usan mal, lo que obliga a levantar otros proyectos, también con cifras de varios ceros, para refaccionar y recuperar los espacios construidos.