Necrológicas
  • José Ramón Vera Silva
  • Adriana Teresa Quijada Agurto
  • Bernardino Segundo Cárdenas Chávez
EDITORIAL

Transporte escolar municipal

Por La Prensa Austral Viernes 17 de Marzo del 2017
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
58
Visitas

En medio del proceso de ordenamiento y de saneamiento de las finanzas, la Corporación Municipal de Punta Arenas presentó al alcalde Claudio Radonich un informe poco alentador, relativo al estado de los buses que forman parte del sistema de transporte escolar municipal y la falta de recursos para sostener su funcionamiento.
Siempre se ha dicho que la importación de los denominados “buses amarillos”, concretada durante la alcaldía de Vladimiro Mimica, resultó ser un gran aporte para las familias y estudiantes de más escasos recursos económicos de Punta Arenas, más allá de la polémica, la judicialización del ca-
so y las denuncias de corrupción esbozadas en su momento.
Así, el año escolar co-menzó con la noticia de que ya las escuelas municipales Argentina, Croacia y Patagonia no tienen cobertura de movilización para sus estudiantes, debido a que tres máquinas destinadas a dichos colegios no pueden ser usadas porque su operación se imputaba a los recursos provenientes de la denominada Subvención Escolar Preferencial (Sep). Seguir haciéndolo, implicaría caer en malversación de fondos públicos, pues dichos fondos deben ser destinados para mejorar la calidad de la enseñanza y el rendimiento escolar de aquellos alumnos de familias más carentes.
Se suma a ello que hay seis buses que están próximos a cumplir 18 años, concluyendo su vida útil, y que se gestionó la adquisición de otras dos máquinas a fines del año pasado a sabiendas de un dictamen de la Superintendencia de Educación que prohíbe que se haga a cargo de los recursos Sep.
Los gastos de operación de trece buses, incluidos el combustible y el pago de sueldos, implica un gasto anual de unos $200 millones, por lo que, atendido el beneficio social que reporta el funcionamiento de éstos, parece totalmente atendible y deseable que el Consejo Regional considere salir al rescate del sistema y se estudie el traspaso de fondos de manera permanente para tal fin.