Necrológicas
  • Leonor Silva de la Fuente
  • María Vera Ojeda
  • José Ortega Sepúlveda
  • Luis Alberto Latorre Vera
EDITORIAL

Venia ambiental para tronaduras en Mina Invierno

Por La Prensa Austral Miércoles 27 de Julio del 2016
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
130
Visitas

En noviembre del año pasado, Mina Invierno presen-
tó una declaración de impacto ambiental relativa a su pro-
yecto de usar tronaduras como método para extraer material estéril en sus faenas en el yacimiento carbonífero que opera en isla Riesco.
Ayer y tras ocho meses de trámites, la Comisión de Evaluación Ambiental de Magallanes aprobó por nueve votos a favor y dos en contra el uso de tronaduras en la extracción mecánica de dicho material, mecanismo que demandará una nueva inversión por parte de la compañía de US$350 mil.
La minera espera comenzar a usar explosivos de tipo Anfo a partir de diciembre y con ello mejorar ostensiblemente su capacidad productiva.
La sesión de ayer fue tensa al momento de enfrentarse las dos posiciones: la de la minera y la de la agrupación ciudadana que se ha mantenido contraria del uso de tronaduras y, de hecho, al proyecto carbonífero desde su origen.
Los votos en contra fueron de la seremi de Desarrollo Social y del seremi de Salud, arguyendo este último que su postura -más allá de las consideraciones técnicas- era política.
El argumento esgrimido para justificar el cambio de método es precisamente la necesidad de elevar el nivel de producción en momentos en que el precio internacional del carbón está deprimido y las proyecciones son que esta situación no se subsanará dentro del próximo lustro, si bien existe certeza de que este energético seguirá siendo requerido para la generación eléctrica.
Es innegable que la presencia de Mina Invierno ha sido un aliento a la economía doméstica regional y que la venia obtenida despeja la incertidumbre que existía sobre la permanencia del proyecto en la zona.
Se subentiende que la mayoría conseguida tiene como base los estudios y consideraciones técnicas de cada servicio, lo cual debe garantizar que no habrá un impacto negativo sobre el medioambiente y la vida de la isla.
Así dadas las cosas, lo único inadmisible es que no se haya permitido la participación ciudadana en la tramitación de esta venia ambiental.