Necrológicas
  • Ricardo “Lumpi” Bórquez Schultz
  • Ana Luisa Sepúlveda González
  • María Cárcamo Márquez
  • Edita de Lourdes Oyarzún Díaz
  • Lucila del Carmen Barría Mancilla
  • Dina Gómez Alba
EDITORIAL

Violencia contra la mujer

Por La Prensa Austral Domingo 22 de Mayo del 2016

Compartir esta noticia
91
Visitas

“En Chile, ya no hay espacio para los cobardes que atacan a las mujeres”. Esta fue la frase rotunda que emitió esta semana la Presidenta Michelle Bachelet tras visitar en la ex Posta Central de Santiago a Nabila Riffo, la mujer agredida en Coyhaique el pasado fin de semana, a quien su ex pareja le sacó los ojos y le produjo lesiones de gravedad.
El caso de la joven de 28 años consternó a todo Chile, pero ello no fue suficiente ni mucho menos la sentencia presidencial. Sólo días después siguieron registrándose agresiones en contra de las mujeres, como la ocurrida en Mulchén, Región de Bío Bío, cuando un hombre quemó la casa de su pareja con ella y su hija de sólo tres años en su interior.
Este año catorce mujeres han sido asesinadas por sus esposos, convivientes o ex parejas y el listado por comuna es revelador: Recoleta, 2 de enero; Temuco, 10 de enero; La Cisterna, 31 de enero; Lago Ranco, 24 de febrero; Antofagasta, 3 de marzo; Maipú, 5 de marzo; Talcahuano, 7 de marzo; Tijeral, 8 de marzo; Paredones, 8 de marzo; Santiago, 9 de marzo; Rinconada de Los Andes, 10 de marzo; Quillón, 25 de marzo; La Granja, 8 de mayo; y Pudahuel, 12 de mayo.
Este ranking de muerte deja en claro que la violencia contra la mujer, cuya forma extrema es el asesinato, cruza el país de norte a sur y está fuertemente enraizada en nuestra sociedad.
Pese a que año a año se han destinado importantes recursos para realizar campañas y cambiar aprendizajes culturales y conductas, el registro, aunque no ha alcanzado los niveles de 2008 y 2009 cuando ocurrieron 59 y 55 femicidios, respectivamente, no ha variado en forma sustantiva, llegando el año pasado la cifra a 45 muertes, registro similar al de los años 2014, 2013 y 2011, donde hubo 40 asesinatos; y en 2010, cuando 49 mujeres murieron tras ser agredidas por sus parejas.
Frente a este hecho tan brutal, las palabras de la Mandataria se presentan alentadoras, pero no constituyen una verdad. Sólo pueden tomarse como una expresión de un buen deseo. Sí, se valora el anuncio de ayer de endurecer las penas y ampliar el radio de los delitos de agresión en contra de la mujer.