Necrológicas
  • Jorge Ulloa Ulloa
  • Mario Riquelme Haselbach
EDITORIAL

Vulnerabilidad de los niños y jóvenes inmigrantes

Por La Prensa Austral Viernes 16 de Diciembre del 2016

Compartir esta noticia
41
Visitas

La semana pasada se conmemoró a ni-
vel mundial el Día Internacional de los Derechos Huma-
nos, instituido el 10 de diciembre como efeméride por Naciones Unidas.
Bajo el lema: “¡Defiende hoy los derechos de los demás!”, el acento que pu-
so la Onu fue invitar a la gente a mirar particularmente hacia aquellas personas que, por diversos motivos -conflictos bélicos, persecución política, problemas económicos, entre otros- deben migrar.
De éstos, los niños y las niñas y los jóvenes extranjeros que deben salir de su patria buscando nuevos destinos constituyen el grupo más vulnerable, pues son demasiadas las personas inescrupulosas que, precisamente, abusan de tal condición para someterlos a situaciones infrahumanas en términos laborales y de habitabilidad.
Es así como en denuncias y/o operativos policiales van quedando al desnudo las míseras condiciones de vida, al hallarse a menores migrantes indocumentados, mal vestidos, hacinados y hambrientos.
En demasiados casos, ade-más, el abuso conlleva agre-
siones, la explotación sexual y el delito de trata de personas.
La descripción de tal realidad pareciera lejana a Magallanes. Sin embargo, también han quedado al descubierto casos dramáticos, como el de niñas ecuatorianas que denunciaron que un matrimonio de tal nacionalidad las mantenían pasando hambre, con escasa vestimenta y trabajando hasta altas horas de la madrugada.
Historias como éstas no sólo son lamentables, sino que repudiables. Esto amerita que los organismos competentes agudicen sus sistemas de prevención y control del nuevo proceso migratorio, pudiendo aún ser bastante fácil el seguimiento de las personas que están ingresando y la constatación de las condiciones de vida que están llevando o a las que están siendo sometidas por sus pares o por adultos residentes en esta tierra y que nos avergüenzan como magallánicos.