Necrológicas
  • Ricardo “Lumpi” Bórquez Schultz
  • Ana Luisa Sepúlveda González
  • María Cárcamo Márquez
  • Edita de Lourdes Oyarzún Díaz
  • Lucila del Carmen Barría Mancilla
  • Dina Gómez Alba

Cómo mantener una alimentación saludable en el trabajo

Por La Prensa Austral Lunes 25 de Septiembre del 2017

Compartir esta noticia
381
Visitas

Según las últimas cifras entregadas por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Chile lidera el porcentaje de adultos con exceso de peso en Sudamérica, alcanzando un 63% de la población total.

El sedentarismo es una de las razones de esta cifra preocupante, ya que el 80,2% de los mayores de 18 años no realiza suficiente actividad física durante la semana. Las jornadas de trabajo, que son entre ocho a diez horas diarias en las que las personas pasan sentadas en sus oficinas, y el estrés explican, en parte, por qué un gran porcentaje de chilenos tiene sobrepeso y obesidad.

“Nuestros hábitos de alimentación tienen estrecha relación con nuestra capacidad de concentración y productividad. Por lo tanto una correcta nutrición nos lleva a desempeñarnos de una mejor manera en lo laboral”, asegura María Fernanda Jara, nutricionista de Daily Foods.

Según explica la experta, justamente en el horario de oficina se pueden combatir estas cifras, con una alimentación pensada para aquellos que pasan gran parte del día en sus lugares de trabajo. Para eso, afirma, es necesario crear conciencia sobre la cantidad de horas de ayuno por las que pasan las personas entre las comidas principales, las cuales no pueden superar las cuatro horas, entre cada colación.

“Planificar es la palabra clave. Si nos preocupamos de tener siempre disponible una opción saludable de colación no deberíamos caer en tentaciones como las galletas y snacks salados, entre otros”, comenta Jara.

Entre las recomendaciones de la nutricionista se encuentran:

– Hacer una gran compra de frutas y verduras durante el fin de semana para distribuirlas en el resto de los días laborales. Se puede llevar como ensalada de fruta o como fruta entera y mantenerla en el escritorio.

– Si se cuenta con un refrigerador en el lugar de trabajo, se pueden llevar lácteos bajos en grasa como yogurt o leche.

– Los frutos secos también son una opción saludable, pero hay que tener cuidado con el tamaño de la porción, porque son altos en calorías.

– Mantener siempre una botella de agua en el escritorio. Eso permitirá mantenerse hidratado todo el día. También existen las aguas saborizadas con stevia que pueden ser consumidas libremente en el día, puesto que son bajas en calorías.

– Evitar el café con azúcar y preferir endulzantes sin calorías, como la stevia y sucralosa.