Necrológicas
  • José Villarroel Arteaga
  • Hernán Asencio Vera
  • Augusta Victoria Barríl vda. de Oyarzún
  • Isaías Guerrero Silva
  • José Huirimilla Alvarado
  • José Sergio Covacevic Ancic
  • Luisa Guzmán Pacheco
  • José Andrés Ojeda Ojeda

Helados, los beneficios del postre del verano

Por Cristian Saralegui Viernes 8 de Enero del 2016
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
934
Visitas

María José Correa

Gerente “La Fete”

Es el postre por excelencia durante los meses de verano. Nos ayuda a refrescarnos en los días más cálidos del año y nos permite disfrutar una experiencia placentera, pero también tiene múltiples beneficios para nuestra salud.

Pensemos en los helados de chocolate. Todos conocemos los beneficios del cacao para mantener una mente estimulada y para mejorar el estado de ánimo.

La teobromina que aporta el cacao estimula el sistema nervioso provocando una sensación de placer en muchas personas.

Pero si el chocolate se consume en forma de helado, el efecto se potencia, ya que desde el primer bocado se activan las llamadas “hormonas de la felicidad”. Esto probablemente explica por qué el chocolate es generalmente el sabor preferido a la hora de elegir un helado. En España, por ejemplo, un estudio muestra que el 38% de las personas lo prefiere por sobre el resto.

En el caso de quienes practican deportes, los helados ayudan a disminuir el calor y a recuperar las fuerzas, gracias a la glucosa –que se almacena para reponer la energía- y a los hidratos de carbono, que sirven para reponer las proteínas de los músculos. Los helados de leche, por su parte, pueden cubrir hasta un 15% de los requerimientos diarios de calcio y de esa forma se fortalecen los huesos y se regula la presión arterial, lo que beneficia tanto a los niños como a los adultos mayores.

También son un muy buen aliado y un sabroso consuelo en caso de algunas intervenciones médicas. Por ejemplo, en el caso de una operación a las amígdalas, evita que se raspen las heridas que produce la cirugía, ayuda a bajar la inflamación y disminuye las posibilidades de que se produzca una vasodilatación. En otras palabras, no faltan excusas para tomar un rico helado. O si no, pregúntele a los norteamericanos, que encabezan la lista de quienes más consumen este producto, con 26 litros de helados por persona al año, según un ranking de Datamonitor.

En el caso de Chile, lideramos el consumo de helados envasados a nivel latinoamericano, con 8,2 litros per cápita anuales, pero aún estamos muy lejos de países como Estados Unidos, Nueva Zelanda y Australia, que ocupan los tres primeros lugares en consumo de helados.

No hay duda de que los helados han ido ganando cada vez más terreno. Desde el 2010 a la fecha, es una industria que ha crecido un 15% a nivel global. Habrá que ver lo que pasa con esta refrescante industria en Chile –que hoy mueve US$700 millones– pero lo más probable que los chilenos muy luego consuman en promedio más de 10 litros de helado. Los beneficios pueden ser muchos, siempre y cuando los ingredientes sean de óptima calidad.