Necrológicas
  • Orlando Vera Muñoz
  • Yerco González Cárcamo
  • Leonor Silva de la Fuente
  • Francisco Moreno Chávez
  • Luz Edulia de las Mercedes Chapa Muñoz
  • Margarita Ríos Collier
  • Elena Cea Vidaurre

Mediante teledetección evalúan cambios en el humedal Tres Puentes en los últimos 30 años

Por La Prensa Austral Domingo 7 de Agosto del 2016

Compartir esta noticia
209
Visitas

-Análisis preliminares dan cuenta de los efectos de la urbanización del sector norte de Punta Arenas y la construcción de la Avenida Frei y del pasaje Retiro en el ecosistema que cada año acoge a cientos de aves.

Aves que deambulan por el acceso norte a Punta Arenas reciben a quienes ingresan a la ciudad. Ellas probablemente poco se preocupan de los vehículos que se desplazan a su alrededor. Y quizás ocurre lo mismo con los conductores que avanzan raudos por la bifurcación que une las avenidas Carlos Ibáñez del Campo y Eduardo Frei. Justo ahí comienza a apreciarse el humedal de Tres Puentes, espacio natural al que cada año llegan cerca de 96 especies distintas de aves.

Un estudio realizado por el Centro Regional Fundación Cequa en su laboratorio de Sistemas de Información Geográfica y Teledetección, pretende evaluar la dinámica y las actuales condiciones en que se encuentra el humedal magallánico, considerando la información de satélite disponible.

Hasta ahora los análisis preliminares permiten establecer con datos empíricos que la urbanización del sector norte de la capital regional y la construcción de la Avenida Frei y posteriormente el pasaje Retiro han modificado no sólo paisajísticamente, sino también físicamente el humedal, afectando con ello el ecosistema en que se desenvuelven las aves que tradicionalmente se instalan en ese peculiar ecosistema.

“Análisis multitemporal mediante teledetección del humedal Tres Puentes” se denomina la investigación que está realizando Beatriz González, ingeniera en Minas que cursa un master en Tecnologías de la Información Geográfica en la Universidad de Alcalá de Henares, España. La tesista, que llegó a Punta Arenas hace algunas semanas, se incorporó al equipo de trabajo del Centro Regional Fundación Cequa, entidad que propuso la realización del estudio en conjunto con el investigador de la fundación, Carlos Olave.

Beatriz ha centrado su análisis en la revisión de imágenes satelitales que, entre otros aspectos, permiten evaluar el cambio en la lámina de agua en las lagunas del humedal en un periodo histórico de tres décadas. Esto es desde 1986 hasta este año.

En la actualidad la extensión del humedal alcanza cerca de 60 hectáreas, mientras que la cuenca que lo abastece abarca unas 190 hectáreas las cuales “alimentan” terrenos bajos y los llamados “espejos de agua”.

Se han recopilado imágenes del satélite Landsat, que son de mediana resolución y a las que se puede acceder de manera sencilla y gratuita, seleccionándose los meses en que hay menor nubosidad. Estas imágenes son corregidas y adaptadas, para comparar sus datos, luego mediante procesos matemáticos se generan índices que se usan para resaltar las coberturas de interés. Para las características de la zona se ha trabajado con el índice Cedex, utilizado por el Ministerio de Obras Públicas de España para cartografiar aguas continentales y que permite identificar pixeles inundados, y el MNDWI considerado adecuado para zonas urbanizadas. “Los resultados de ambos índices se complementan bastante bien aunque el primero ha otorgado mayor información para realizar la investigación”, agrega la tesista.

Los datos extraídos para cada año señalan un punto de inflexión en el comportamiento de ambos índices entre los años 2002 y 2005, época coincidente con la construcción de la Avenida Frei y del Pasaje Retiro que han fragmentado el humedal y lo han dejado aislado de su cuenca, por lo cual con el tiempo han ido cambiando sus características.

“El estudio busca identificar cambios en el humedal. Y demostrar mediante datos cuantificables de qué forma se han dado, cómo y cuándo han ocurrido, y por los resultados preliminares ya podemos acercarnos a la respuesta de que efectivamente hay cambios”, refuerza.

“La Avenida Frei ha provocado una separación importante entre los distintos espejos de agua y parte del pasaje Retiro no permite comunicación en el humedal, de manera que se han modificado los aportes y descargas naturales de agua al humedal. Esto ha modificado los patrones de comportamiento observados durante la primera década del período de estudio. De todas formas, sería importante contrastar los datos de satélite con trabajo de campo”, acota la investigadora.

Un hábitat único
pero en riesgo

La Agrupación Ecológica Patagónica fue creada el año 2007 por un grupo de naturalistas de distintas profesiones y oficios, unidos por el objetivo de mostrar la diversidad de especies de aves que habitan el humedal de Tres Puentes y procurar su conservación para la recreación, la educación, la ciencia y el turismo de la región.

El ingeniero agropecuario Humberto Gómez fue uno de los impulsores de esta entidad que se ha mantenido en el tiempo y que realiza periódicos esfuerzos por vincular el humedal con la comunidad en general y, en particular, con las nuevas generaciones. Por ello pone en especial valor el estudio que se está realizando a través del Centro Regional Fundación Cequa, ya que entregará información fresca y fidedigna sobre un espacio que no sólo está siendo amenazado por la constante presión de crecimiento de la ciudad, sino también por la contaminación y el ataque de perros a las especies que anidan en el sector.

Comenta que “ahora nos quedan unas 60 hectáreas de un humedal que era muy grande. Como hito negativo uno podría considerar cómo se está ‘cortando’ la cuenca que alimenta al humedal con distintas construcciones como el Centro de Rehabilitación y en su minuto con el Hospital Clínico. Todo eso influye en que se corte la cuenca y el agua que llegaba al humedal ya no lo hará. El primer gran daño fue la construcción de la Avenida Frei y la del pasaje Retiro. Todo indica que como el vector de crecimiento de la ciudad es el sector norte el humedal se irá asfixiando. Entonces el desafío es cómo lo rescatamos”.

Y desde el punto de vista profesional, Gómez señala que sí se puede rescatar. Pero para ello se requiere de voluntad y articulación por parte de representantes de organismos públicos y privados. Señala que hasta ahora se ha logrado cierta coordinación a través de la mesa de trabajo del humedal Tres Puentes que lidera la Gobernación Provincial de Magallanes.

Cambios importantes

Los análisis de Beatriz González establecen que desde finales del año 2004 comienzan a manifestarse cambios relevantes, como importantes áreas inundadas probablemente como consecuencia de obras de pavimentación en varios sectores. Ahí cambiaron además condiciones de permeabilidad del suelo, lo que podría incidir en el tiempo de estadía de las especies que llegan al humedal.

Advierte que no hay estudios históricos concretos sobre el humedal y por eso no se puede contrastar la información, de ahí la importancia de utilizar la teledetección. “No hay información generada mediante teledetección sobre ese sector de Punta Arenas. Esta tecnología tiene cada vez mayor utilidad y en mi opinión pienso que éste es un estudio práctico que podría aportar al cuidado de la zona”, plantea.

Y, en ese sentido, releva el esfuerzo de la Agrupación Ecológica Patagónica, entidad que apela a la protección del humedal y a la difusión de la riqueza natural que este espacio alberga. Ahora, agrega, con este estudio podrán contar con datos objetivos, estadísticos y con base científica sobre lo que está ocurriendo en el lugar.

Conservar la biodiversidad

La directora ejecutiva del Centro Regional Fundación Cequa, Paola Acuña, plantea que “el desarrollo urbano reflejado en el crecimiento de la ciudad ha demandado edificaciones y pavimentación de nuevas avenidas, lo que aparentemente no consideró el impacto sobre el humedal ni lo más importante, las medidas de remediación sobre el impacto.  El progreso urbano no necesariamente debe terminar con la conservación de áreas ricas en biodiversidad se debe encontrar, a priori, la forma de sustentar y co-actuar. Me refiero a conservación de áreas naturales y progreso”.

“Para  el Centro Regional Cequa éste es un estudio de oportunidad que aporta a una necesidad regional, ya que no requiere de mayores recursos económicos porque contamos con las capacidades profesionales, el conocimiento y  las tecnologías para desarrollarlo. Ya era parte de nuestra cartera de proyectos priorizados que no requieren de financiamiento externo. Esperamos aportar con los resultados y doblemente importante porque además es la tesis de magíster de un estudiante extranjero. Por tanto también responde a investigación de pertinencia regional. Así Cequa responde al compromiso social con nuestra región”.