Necrológicas
  • María Ofelia Laguarda Sánchez
  • María Julia Cárcamo H.
  • Amelia Miranda Navarro
Los dos detenidos, que ostentan un nutrido prontuario, fueron enviados a prisión preventiva

$21 millones faltan por aparecer del robo de “boqueteros” en Servipag de Zona franca

Por La Prensa Austral Miércoles 21 de Diciembre del 2016

Compartir esta noticia
1.837
Visitas

Declaración de una de las personas que fue liberada el día del procedimiento, evidenció que, al menos, uno de los imputados se dedicaba a robar.

El pasado 26 de septiembre había salido de la cárcel de Punta Arenas Felipe Fuentealba Saavedra, mientras que desde el año 2014, Samir Torres Rojas gozaba de libertad condicional concedida en la Quinta Región, contra quienes ayer el fiscal regional imputó cargos como autores del millonario robo que la madrugada del lunes afectó la sucursal de Servipag en Zona Franca, desde donde los delincuentes lograron apropiarse de poco más de 62 millones de pesos, de los cuales se recuperaron cerca de $41 millones. Alegando las agravantes de reincidencia y de coordinarse en grupo para perpetrar el delito, la Fiscalía logró que se impusiera la prisión preventiva en su contra.

Con 60 días cuenta desde ayer el Ministerio Público para reunir los antecedentes que permitan llevar ante la justicia a Torres y Fuentealba, el primero de ellos fue detenido por Carabineros cuando huía de Zona Franca portando cerca de 23 millones de pesos escondidos en su ropa interior, mientras que Fuentealba fue aprehendido cuando se alejaba del recinto en un automóvil. A este segundo implicado no se le encontró dinero, pero fue descrito por guardias de seguridad como uno de los que se bajaba del techo del módulo central, y su ropa mantenía rastros de vegetación (cadillos) que lo ubicarían en los terrenos eriazos colindantes al recinto franco.

Así lo detalló Eugenio Campos Lucero en la comunicación de cargos, en la cual solicitó el encierro preventivo para ambos imputados, confirmando el dinero recuperado, tanto el que ocultaba Torres entre sus vestimentas, como los otros 18 millones de pesos que fueron abandonados en un bolso al interior de la sucursal afectada, precisando que, tras el arqueo de la sucursal, eran 62 millones 250 mil pesos los que fueron robados.

Testimonio de la pareja

Además, Campos leyó la declaración que entregó la mujer que fue detenida ese día, quien aseguró mantener una relación sentimental oculta con Fuentealba, la que habría dado cuenta de que él hacía días que venía participando en hechos ilícitos, aunque afirmó que si bien sabía que esa madrugada perpetraría un robo, no sabía dónde. También consignó su testimonio que la madrugada del robo, Fuentealba le habría pedido que lo pasara a buscar a la Costanera, ya que andaba con unos amigos.

Aludió también el fiscal regional el prontuario de los antisociales, quienes tienen condenas por robo, hurto, infracción a la ley de droga, e incluso homicidio, en el caso de Torres, todo esto para fundamentar la peligrosidad de los imputados, y la necesidad que existiría para mantenerlos en prisión, al menos mientras se establezca su participación en el delito.

Los dichos de Campos encontraron oposición en el defensor, Leonardo Vallejos, quien solicitó no acoger la solicitud, planteando primero que se trataba de un robo frustrado, ya que fueron capturados escapando, y segundo, que Fuentealba habría sido detenido sólo por la presencia de pasto en su ropa.

Sin embargo, en su resolución, el juez Pablo Miño, quien encabezó la audiencia judicial, estimó suficiente el cúmulo de antecedentes, precisando que al restar monto del dinero por encontrar, el delito se habría consumado de alguna manera, y determinó acceder a lo pedido, imponiendo la prisión preventiva para ambos fijando el plazo de dos meses.