Necrológicas
  • Francisco Cárdenas Oyarzún
  • Silvia Cárcamo Guajardo
  • María Eugenia González Hernández
  • Juan Humberto Mellado Candia

A pagar 105 millones de pesos demandan a Movigas por amputación traumática sufrida por pasajera

Por La Prensa Austral Martes 25 de Agosto del 2015
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
1.421
Visitas

El 24 de junio del año pasado la vida normal que llevaba Teolinda Paredes Huichapane experimentó un giro radical cuando sufrió un traumático accidente mientras descendía de un bus Movigas que cumplía recorrido urbano, en Avenida José Martínez de Aldunate, frente al Supermercado Unimarc Sur. Tras estar al borde de la muerte, esta vecina del barrio Prat logró sobrevivir con severas secuelas, como haber perdido su pierna derecha, situación que la obliga a desplazarse en una silla de ruedas.

Como una manera de paliar los perjuicios que generó el accidente, la familia, a través del abogado Javier Lagos, interpuso una demanda de indemnización de perjuicios en contra de la empresa Transportes e Inversiones Magallanes S.A., propietaria del bus de Movigas protagonista del accidente, con el objeto de que sea condenada a indemnizar los daños patrimoniales y extrapatrimoniales sufridos por su representada a causa del atropello.

En el juicio civil iniciado ante el Primer Juzgado de Letras de Punta Arenas, se demanda a la mencionada empresa el pago de una indemnización total de 105 millones de pesos, por concepto de daños emergente y extrapatrimonial o moral.

Los hechos que sirven de base a la demanda se desencadenaron el 24 de junio de 2014, cuando Teolinda Paredes se movilizaba, en calidad de pasajera, en el bus Movigas, que conducía Alamiro Valladares Guerra. Ante la solicitud de los pasajeros, el chofer procede a detener la máquina y abrir la puerta para la bajada de los mismos, entre los cuales se encontraba la víctima. En momentos en que ésta se disponía a descender por la puerta trasera, y antes de terminarse esta maniobra, el chofer procedió a reanudar su marcha, lo que provocó que la mujer perdiera el equilibrio, cayendo hacia el exterior. El bus, en su desplazamiento, aplastó la pierna derecha de la pasajera con la rueda trasera derecha de la máquina.

A causa de lo anterior, Teolinda Paredes, de 79 años, sufrió lesiones todas de carácter grave: aplastamiento más fractura expuesta de su pierna derecha, que derivó en una cirugía de amputación traumática de dicha extremidad inferior.

Volver a caminar

A causa del accidente, la víctima tuvo una larga estadía en el hospital, a lo que se sumó meses del recuperación en su hogar, incluido el hecho de tener que optar por una prótesis para intentar volver a caminar. Para ello fue necesario realizar una serie de modificaciones al interior de su domicilio, con el objeto que pueda desenvolverse con su silla de ruedas.

Sólo el costo de la prótesis significó casi 1,5 millones de pesos.

Para la demandante, el actuar culposo del chofer Valladares Guerra, fue la causa de los daños sufridos por la mujer.

“Hasta el día del accidente Teolinda Paredes llevaba una vida absolutamente normal, era completamente autovalente y se preocupaba de todas las cosas de su hogar. Tanto es así, que el día del accidente tomó el bus justamente para ir al supermercado junto a su marido, como habitualmente lo hacían”, se expone en la presentación legal.

El abogado patrocinante Javier Lagos, confirmó ayer que la demanda fue notificada recientemente a la parte demandada, tras lo cual procede la contestación de la misma.

Sentencia penal

La responsabilidad del chofer Alamiro Valladares en este grave accidente, fue zanjada mediante un juicio abreviado el 19 de junio de 2015.

En su sentencia, el juez Juan Enrique Olivares condenó al conductor a una pena de 60 días de prisión remitido (firmando), por su autoría en un delito culposo de lesiones graves gravísimas, ello en perjuicio de la ciudadana Teolinda Paredes Huichapane. Asimismo, fue condenado a la suspensión de su licencia de conducir por el término de un año.

El magistrado sentenciador estableció que el chofer no advirtió y desatendió que la pasajera aún no culminaba su maniobra y proceso de descenso del bus, no obstante ello reinició la marcha, lo que generó el cierre de puertas y devino en que la mujer se viera comprimida por el cierre de la puerta en su estructura corporal, le hiciera caer hacia la calzada y posteriormente estando en dicha calzada, una de sus piernas fue aplastada por la máquina de pasajeros.

“Se advierte cierta conducta negligente en la desatención de no haber tomado las precauciones de haberse cerciorado que la pasajera hubiere completado su maniobra de descenso, amén entonces de la infracción que supone el no estar atento a las condiciones del tránsito del momento, lo que supone también resguardar la integridad de sus pasajeros, implica en concepto del Tribunal una infracción de reglamentos y una negligencia que configuran el tipo penal previsto en el artículo 490 Nº1 del Código Penal, toda vez que a raíz de estos hechos, Teolinda Paredes resultó con amputación de parte importante de su pierna derecha”, dan cuenta los razonamientos del fallo.