Necrológicas
  • Manuel Aravena Domínguez
  • Jorge Ulloa Ulloa
  • Proselia Alvarez Marín

Agrupaciones de derechos humanos hicieron un llamado a desterrar discursos xenofóbicos en la sociedad magallánica

Por Andrea Coñuecar Domingo 11 de Diciembre del 2016

Compartir esta noticia
493
Visitas

– A través del baile de la “Cueca Sola”, mujeres rindieron homenaje a los desaparecidos y ejectuados políticos en dictadura.

“Hemos convocado a este acto para hacer un llamado a la memoria y podemos decir que los derechos humanos abarcan todos los ámbitos de la sociedad donde es necesario situar los énfasis y la tarea de este año es, sin lugar a dudas, la aceptación de nuestra diversidad en todo el territorio. No podemos dejar que se instalen discursos xenofóbicos y racistas,  discursos que atentan contra la inmigración, cuando vivimos en una región que ha sido construida con la llegada de inmigrantes de diversos países, desde Croacia, Italia, Suiza y otros que han seguido llegando, y que vienen  desde  diversas regiones de Latinoamérica. Asimismo, hay personas que dentro de Chile han arribado a esta zona, ampliando la diversidad y la riqueza cultural”, afirmó Patricia Ojeda Mayorga, una de las integrantes de la Agrupación Hijos y Nietos por la Memoria, entidad que convocó a un acto homenaje que se suma a los realizados a nivel mundial, tras conmemorarse ayer el Día Internacional de los Derechos Humanos.

En la instancia además, el colectivo de mujeres “Cueca Sola” rindió un homenaje a todas aquellas personas que sufrieron la tortura y la desaparición en dictadura, actividad realizada en el frontis del Memorial a los Detenidos y Desaparecidos de Magallanes, en el Cementerio Municipal Sara Braun.

Reflexión y memoria

“La proclamación de la Declaración Universal de los Derechos Humanos del año 1948 nos llama a reinvindicar los principios que la sustentaron hasta hoy. Actualmente estamos viviendo días complejos que nos desafían a seguir cautelando los derechos humanos, porque, cuando afloran xenofobias y racismos, se hace aún más necesario hacer un alto en el día a día, para reflexionar y preguntarnos cuánto estamos respetando los derechos humanos, en la forma de actuar hacia el otro, en la familia, en el trabajo, en la sociedad y eso implica autoeducarnos muchos más en los principios que sustentan los derechos humanos”, afirmó Alejandra Ruiz, vocera del Colectivo de Mujeres “Cueca Sola”.

En la ocasión, se contó con la presencia de Marcela Meza Lagos, quien reside en Suecia y es hija de Gloria Lagos Nilsson, mujer magallánica, quien desapareció el 26 de agosto de 1974, luego de ser detenida por agentes de Inteligencia Militar de la época.

“Mi madre era de Punta Arenas y el objetivo de este viaje es preparar un documental sobre la memoria de lo ocurrido desde la desaparición de ella. Uno de los logros más importantes es la lucha que hemos dado todos los que creemos que  los derechos humanos deben ser respetados.  Mientras la sociedad no entienda la importancia de lo que significan los derechos humanos, vamos a seguir insistiendo en la necesidad de que estos no sean violentados”, expresó Marcela Meza.

Por su parte, Mindi Cárcamo Gallardo -secretaria de la Agrupación Hijos y Nietos por la Memoria- destacó el compromiso ético que motiva a “quienes han asumido continuar promocionando y difundiendo el respeto por los derechos humanos. Son justamente las agrupaciones y activistas en el mundo, en Chile y en nuestra región, quien a través de un trabajo silencioso y esforzado  pretendemos sumar iniciativas que promuevan el rescate de la memoria histórica”, remarcó.

A la actividad se sumaron diversos representantes de agrupaciones de ex presos políticos como Francisco Alarcón y Manuel Aguilante, quienes coincidieron en la necesidad de reparación y justicia, ante causas judiciales vinculadas a hechos políticos, que “durante más de 40 años se mantienen abiertas”, según afirmaron.