Necrológicas
  • Leonor Silva de la Fuente
  • María Vera Ojeda
  • José Ortega Sepúlveda
  • Luis Alberto Latorre Vera

Antisociales robaron, quemaron y abandonaron bus de trabajo

Por La Prensa Austral Miércoles 27 de Julio del 2016

Compartir esta noticia
745
Visitas

“Bien poco puedo decir, está todo siendo investigado, pero la verdad es que no tiene nombre lo que pasó”, fueron las breves y sentidas palabras que manifestó ayer a La Prensa Austral Samuel Bernales Figueroa, transportista que en la madrugada de ayer sufrió la sustracción de su bus en pleno centro de Punta Arenas, cuando se aprestaba a iniciar su jornada laboral. Dicho vehículo fue encontrado casi una hora después, cuando ardía, ya que los antisociales le habían prendido fuego, al surponiente de la ciudad.
Como hurto con incendio quedó caratulado el caso que afectó al vecino del sector central de la ciudad, en calle Balmaceda, quien cerca de las 4 de la madrugada de este martes, salió a encender el motor de su vehículo, un bus Volkswagen 9150, con el que efectuaba viajes para una empresa pesquera. Por breves instantes, el afectado ingresó a su hogar, pero en un pestañar, se dio cuenta que se lo habían sustraído, dando cuenta a Carabineros sobre el delito.
Más tarde, cerca de las 4,50 horas, un llamado a Bomberos daba cuenta de un incendio que estaba en desarrollo a unos 500 metros de la prolongación de Avenida Pedro Aguirre Cerda, en el sector sur-poniente de Punta Arenas, específicamente, en uno de los caminos de villa Generosa, lugar donde un vehículo de transporte de pasajeros era consumido por las llamas.
Voluntarios de la Octava Compañía acudieron a la emergencia, encontrando el transporte casi totalmente envuelto por las llamas. Las pérdidas materiales que dejó el fuego en el bus, el mismo que 50 minutos antes, le había sido robado al afectado, fueron totales.
El hecho fue informado a la fiscal de turno, quien instruyó a Carabineros para que realizaran el levantamiento de posible evidencia que pudiese haber quedado en el lugar, y principalmente la recolección de muestras para precisar si hubo o no acelerante que dieran crédito a la intencionalidad del siniestro, aunque trascendió que el fuego se habría originado al interior del bus, en uno de los asientos.
La víctima perdió su herramienta de trabajo, la que fue avaluada en 25 millones de pesos, no contando con seguros comprometidos.