Necrológicas
  • Norma Lidia Ojeda Santana
  • Ricardo Bravo Palma
  • María Cristina Mancilla Gómez
  • Ricardo “Lumpi” Bórquez Schultz
  • Dina Gómez Alba

Condenan a artesano por explotación laboral de niñas ecuatorianas

Por La Prensa Austral Sábado 24 de Diciembre del 2016

Compartir esta noticia
732
Visitas

Doce años de prisión efectiva pidió ayer la fiscal Wendoline Acuña contra Luis Humberto Tuquerres Tuquerres, artesano ecuatoriano que desde 2009 reside en Magallanes y que ayer fue condenado como autor de trata de menores con fines de explotación laboral. Su esposa, María de Lourdes Cabascango Guaján reclamó discriminación y ensañamiento en su contra, pese a que ellos nunca han querido ocultarse ni huir, teniendo la convicción que no han obrado con maldad, sino que ceñidos a las costumbres propias de la etnia otavalense.

Por un lado, los jueces del Tribunal de Juicio Oral en lo Penal, absolvieron a Cabascango de los dos hechos imputados, mientras que su esposo fue condenado por uno de dichos cargos, como autor del delito de trata de personas, por su responsabilidad en la llegada de dos menores ecuatorianas en 2012 a Chile, quienes fueron obligadas a trabajar para él, tejiendo y vendiendo productos artesanales.

Ante la absolución de los cargos, la fiscal repostuló la pena que estaba pretendiendo, solicitando la imposición de 12 años de presidio contra Tuquerres.

Por su parte, el abogado defensor Juan Carlos Rebolledo, solicitó ante lo adverso del escenario judicial, que se considerara una serie de argumentos que dan cuenta de la vida honrada y de trabajo que han llevado Tuquerres y su esposa en Chile, donde han forjado una familia. Aludió también a las costumbres propias de la etnia de Otavalo a la que pertenecen.

Finalmente, ante la solicitud formulada por la Fiscalía de imponer la prisión preventiva hasta que la sentencia sea leída, Rebolledo ejemplificó que sus representados, tras ser absueltos en el primer juicio, viajaron a Ecuador, donde supieron que se había anulado dicho fallo, pudiendo quedarse en su nación. Sin embargo, ante el arraigo y la certeza de no haber actuado con dolo, decidieron volver en busca de una nueva sentencia absolutoria.

En lo jurídico, el fallo pone en una compleja situación al condenado, el que, si bien, dispone de la posibilidad de recurrir ante la Corte de Apelaciones, arriesga ingresar a cumplir de manera efectiva la sanción que le sea impuesta, dado que este tipo de delito considera penas que parten en los 5 años y 1 día de prisión.

Reclamo de ensañamiento

Visiblemente agobiada con este fallo, se manifestó la mujer absuelta, dado de que por un lado era liberada por segunda vez de los cargos, pero entendía la difícil situación en la que quedaba su esposo. “No me es posible entender por qué tanta discriminación con nosotros, nunca hemos hecho daño a nadie, y aquí las señoritas que supuestamente trajimos dijeron que ellas vinieron a trabajar porque querían, entonces no entendemos porque la señora fiscal quiere culparnos de algo que no hemos hecho”, reclamó Cabascango.

Mientras tanto Tuquerres, recalcó que “no hicimos nada malo, es como si usted tuviera familia en Estados Unidos o España, y se fuera a buscar una mejor vida y trabajara para ellos allá. ¿Le gustaría que su familia pasara por esto?”, ejemplificó, asegurando que desde su llegada al país ha sentido rechazo. Sin entender mucho el estado procesal de la causa, afirmó no temer ir a la cárcel, dado que no ha hecho nada malo, pero insistió en que las muchachas que vinieron a Chile fueron enviadas por sus familias para darles un futuro mejor.

La sentencia se conocerá el próximo 31 de diciembre.