Necrológicas
  • Manuel Aravena Domínguez
  • Jorge Ulloa Ulloa
  • Proselia Alvarez Marín

Dos jóvenes amigas mueren al volcar auto que era manejado por un ebrio sin licencia

Por La Prensa Austral Sábado 23 de Abril del 2016

Compartir esta noticia
20.056
Visitas

Sólo 18 y 19 años de edad tenían Estefany Arias Painén y Camila Vásquez Fernández, respectivamente, amigas que ayer perdieron la vida luego de que el vehículo en el que viajaban como pasajeras terminara destruido tras chocar y volcar a poco más de 8 kilómetros al sur de Punta Arenas. El conductor del automóvil deportivo fue detenido por Carabineros, luego de ser interceptado cuando intentaba darse a la fuga desde el lugar de la tragedia.

Cerca de las 19 horas de ayer comenzó a conocerse la triste noticia, cuando conductores alertaron a Carabineros de un accidente de tránsito ocurrido en el kilómetro 8,6 de la Ruta 9 Sur, en el sector de Leñadura, a poco de llegar al camino que conduce al vertedero municipal. En dicho lugar un automóvil Hyundai Veloster permanecía a unos 40 metros de la ruta completamente destrozado, luego de impactar un poste de cemento, y volcar al costado oriente de la carretera.

Al lugar, además de la policía, se trasladó personal del Sistema de Atención Médico de Urgencia (Samu) y voluntarios de la Unidad de Rescate de Bomberos. Los funcionarios del primer servicio atendieron a un joven que fue eyectado del vehículo, mientras que los bomberos sólo debieron hacer la revisión de seguridad, dado que el panorama era desolador, porque los cuerpos de dos jóvenes víctimas, permanecían inmóviles a los costados del siniestrado auto.

Dinámica del accidente

De acuerdo a los primeros antecedentes que se pudieron recoger en el lugar, el conductor del vehículo, identificado como Aleandro (sin j) Tarumán Huinao, de 27 años, guiaba a gran velocidad hacia la ciudad, desde el sector del Guairabo, donde minutos antes el grupo de jóvenes había estado compartiendo, bebiendo cervezas, según la versión de un testigo que declaró ante los Carabineros.

Debido a la ingesta de alcohol, Tarumán perdió el control del vehículo, derrapando éste sobre la berma del costado derecho de la vía, continuando su marcha en un lugar donde existe un desnivel de alrededor de 4 metros, desde donde se proyectó en el aire hasta impactar un poste del tendido eléctrico, tras lo cual volcó, terminando al interior de un predio, próximo al sector costero.

El conductor y su acompañante Sebastián Guerrero Hernández, fueron asistidos por conductores a la espera del arribo de los equipos de emergencia.

Escape

Sin embargo, el chofer, quien se encontraba bajo los efectos del alcohol, comenzó a caminar hacia la ciudad, abandonando antes de la llegada de Carabineros el lugar, siendo detenido a casi un kilómetro del sitio del accidente por una patrulla policial que desde Punta Arenas acudía a la emergencia. Posteriormente fue trasladado al Hospital Clínico.

En tanto, el joven herido fue asistido por personal del Samu, para luego ser llevado al mismo recinto médico, donde ambos quedaron internados, Tarumán en calidad de detenido, con custodia policial.

Más tarde, hizo su arribo al lugar el fiscal de turno Manuel Soto, quien junto con interiorizarse de lo sucedido, ordenó el aislamiento del lugar y la presencia del equipo de la Sección Investigadora de Accidentes de Tránsito (Siat), a fin de realizar los peritajes de rigor, para establecer las responsabilidades del hecho.

Asimismo, el fiscal confirmó lo que hasta ese momento era un transcendido indicando que “el conductor fue detenido cuando intentaba darse a la fuga, estaría en manifiesto estado de ebriedad y no contaba con licencia de conductor. Fue trasladado al Hospital Clínico, donde se le practicará la alcoholemia (…) un segundo pasajero también fue enviado al hospital”, comentó.

En el lugar además se entrevistó con los bomberos que realizaron la revisión del vehículo y los primeros carabineros que llegaron al lugar, pidiendo finalmente que se tomara declaración a testigos que vieron lo que sucedió.

Estado de salud

Según el informe médico, Aleandro Tarumán sufrió una fractura de húmero, mientras que su acompañante Sebastián Guerrero salvó policontuso.