Necrológicas
  • Jorge Ulloa Ulloa
  • Mario Riquelme Haselbach

El papá de Gonzalo Muñoz del Campo, Alejandro Muñoz: “Se quieren convertir en víctimas cuando mi hijo aún lucha por sobrevivir”

Por La Prensa Austral Domingo 10 de Septiembre del 2017

Compartir esta noticia
5.516
Visitas

Han pasado dos meses de la incomprensible agresión que mantiene a Gonzalo Muñoz del Campo con graves daños neurológicos en la Unidad de Paciente Crítico del Hospital Clínico de Magallanes, dando una lucha diaria por sobrevivir.
Sus padres cada día lo acompañan en este trance tan difícil, como han estado con él desde que nació. Por eso, apoyados en la fe en Dios y en las incesantes cadenas de oración, han vivido este proceso que ha sido lento y doloroso, desde que su único hijo fuera brutalmente atacado en el cráneo.
Este drama y el dolor han llevado a Alejandro Muñoz y Andrea del Campo a oponerse a que haya algún aliviamiento de condiciones para los ex carabineros Pedro Loncuante Loncuante y Miguel Delgado Pérez, imputados en la brutal golpiza. Ello, luego de que los abogados defensores de ellos elevaran una solicitud para que la medida de prisión la cumplan en un lugar distinto a la cárcel de Punta Arenas.
Si bien el Juzgado de Letras y Garantía de Puerto Natales negó la petición, en la actualidad se encuentran apelando a la Corte de Apelaciones de Punta Arenas.
Cabe recordar que los abogados defensores expresaron que el delito que se investiga lo ejecutaron siendo carabineros, por lo que deberían ser beneficiados -tal como lo establece la norma- cumpliendo en un lugar distinto al penal de la capital regional, como las instalaciones del Regimiento Pudeto o bien el cuartel de la Primera Comisaría de Carabineros en Punta Arenas.
El papá de Gonzalo lamenta esta medida asegurando que “se quieren convertir en víctimas cuando mi hijo aún lucha por sobrevivir”.
Explica que Gonzalo fue brutalmente agredido cuando caminaba junto a unos amigos, mientras todos iban a la casa de uno de ellos. El papá asegura no fue una riña, sino que Gonzalo simplemente estaba ahí y no pudo arrancar de sus agresores.
Hace unos meses, el joven tocaba el bajo y, junto a su banda Vanal, planeaban otro disco y, por ello, escribían nuevas canciones.
Era un muchacho apegado a sus padres y un buen amigo. Su faceta musical lo llevó a producir un disco en Puerto Natales y desde dicha comuna comenzó a difundir su música.
Para muchos, ser músico hubiese implicado viajar al centro del país, pero, para Gonzalo, Puerto Natales era el escenario para dar vida a su faceta creadora y artística. Pero ahora eso ha quedado atrás, hoy está en la Unidad de Paciente Crítico del Hospital Clínico de Magallanes, donde sus padres celebran cada día más de vida del joven. En Natales, sus amigos no lo han olvidado y han organizado beneficios para apoyar a los padres. El apoyo de la comunidad y la fe en Dios, han mantenido a esta familia luchando por la recuperación de Gonzalo.
El joven continúa en estado de gravedad, debido a que tiene poca respuesta cerebral al medio externo, además exhibe lesiones en el sistema nervioso central, producto del traumatismo y del tiempo que lleva internado. Está ventilando por sus propios medios a pesar de que está en un estado neurovegetativo.
La brutal golpiza que cambió sus vidas
La agresión se produjo a las 5 horas de la madrugada del 8 de julio recién pasado, cuando los amigos Sady Galindo Soto, Gonzalo Muñoz del Campo y Víctor Hernández Saldivia salieron desde el local Slowly Bar, ubicado en calle Bories caminando por calle Magallanes hasta Eberhard (a dos cuadras de la Segunda Comisaría de Carabineros y una cuadra de la gobernación provincial). Allí un grupo los atacó, primero, con golpes de pies y puños y, luego, con elementos contundentes, entre ellos el extintor de un vehículo.
Cabe recordar que en la audiencia se detalló que el joven Gonzalo Muñoz sufrió fracturas extensas en su cráneo provocado por puntapiés y golpes con un madero de un metro y medio de largo que recibió en su cabeza, mientras un tercero impedía que fuera auxiliado.