Necrológicas
  • Hugo Hernán Maureira Menghini
  • María Victoria Zúñiga Cid
Ocho imputados quedaron en prisión en Santiago

Ex jefe de la Siat involucra a periodista de la XIIª Zona de Carabineros en fraude en la institución

Por La Prensa Austral Lunes 20 de Marzo del 2017

Compartir esta noticia
3.805
Visitas

La profesional fue mencionada en la declaración prestada por el imputado, Felipe Avila Pérez, quien ejerció en Magallanes como capitán de la Subcomisaría Investigadora de Accidentes de Tránsito (Siat), y que habría realizado trámites bancarios a cambio de una comisión.

En el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago se desarrolló ayer, la audiencia de control de detención y formalización de cargos de los nueve imputados por la investigación del millonario fraude al interior de Carabineros, que hasta la fecha supera los 10 mil millones de pesos. El proceso es encabezado por el fiscal regional de Magallanes, Eugenio Campos Lucero y esta fue la primera audiencia de formalización tras determinarse, a mediados de la semana pasada, que el caso quede radicado en el Juzgado de Santiago en vez de Punta Arenas, como originalmente se había establecido.

Después de más de diez horas, el juez Mario Cayul determinó que el general (r) Flavio Echeverría, el coronel (r) Jaime Paz; los tenientes coroneles (r) Héctor Nail y Robinson Carvajal; el mayor (r) Nelson Valenzuela; los capitanes (r) Felipe Avila y Francisco Estrada, además del civil Gonzalo Carrasco, queden sometidos a la medida de prisión preventiva, mientras que el teniente coronel Ramiro Martínez Chiang quedó con arresto domiciliario nocturno. Todos los ex uniformados y el civil enfrentan los cargos de los delitos de asociación ilícita, malversación de caudales públicos y lavados de activos.

Durante la extensa jornada, además de salir a la luz que lo defraudado en este ilícito alcanza la suma de 10 mil 078 millones 664 mil 743 pesos apareció un testimonio que nuevamente vincula a Magallanes con esta causa. De acuerdo a la investigación, desde 2010 se formó una organización jerárquica que alteraba las bases de datos de la institución. Para ello, se ideó un sistema que identificaba a las personas a cargo de las remuneraciones, se alteraban archivos que debían ser enviados al Banco Estado, los involucrados recibían el pago y se quedaban con un porcentaje, se devolvía el saldo y se ocultaban o disimulaban los recibos. La organización estaba encabezada por el general (r) Flavio Echeverría quien definía los montos que podían retirar de las cuentas, además de instruir a los miembros los pasos a seguir, labor que compartía con el coronel (r) Jaime Paz Meneses. A ellos se suma Héctor Nail, quien se encargaba de reclutar a funcionarios para que facilitaran sus cuentas corrientes.

Ex jefe de la Siat

En una declaración del imputado, Felipe Rubén Avila Pérez, quien entre 2013 y 2015 estuvo a cargo de la Subcomisaría de Investigación de Accidentes de Tránsito (Siat), se reveló el nombre de la actual asesora comunicacional de la XIIª Zona de Carabineros, Carmen Gloria Nova Reyes como una de las involucradas indirectas del delito. En la declaración voluntaria, leída por el fiscal de apoyo a la causa Miguel Angel Orellana, Avila indica que en 2013, cuando estaba a cargo de la Siat en Punta Arenas, es contactado por el capitán Francisco Estrada, con el que tenía una amistad de años, quien le manifestó que se encontraba trabajando en la dirección de Finanzas.

La forma de operar era realizando un retiro fraccionado del dinero en efectivo, el que Avila recibía en su cuenta corriente, primero del Banco Estado y luego Falabella y sacarlo de manera fraccionada. Luego, sacándole una comisión del 10% debía viajar a Santiago para entregarlo directamente en la institución. “Cada vez que se realizaban los depósitos el capitán Estrada me llamaba a mi teléfono o whatsapp, me avisaba que me iba a depositar. Hago presente que muchas veces no pude retirar los fondos, tuve que dejarle cheques firmados al capitán Estrada y los cobraba Héctor Olivos. También transferí dineros a Carmen Gloria (Nova) Reyes (sic) posteriormente y a raíz de que no quería seguir con este procedimiento en 2015 abrí una cuenta en Banco Falabella con la finalidad de que me depositaran el dinero ahí, eso es lo que me aconsejó el general Estrada”, fue la declaración de Avila, leída por el fiscal Orellana. Después, el ex jefe de la Siat señala que por los montos altos fue contactado por Banco Falabella, “me dirigí a la sucursal para consultar lo que pasaba, hablo con el encargado del banco, luego llamó al capitán Estrada, habló con el comandante Héctor Nail, quien lo llamó días después al agente con la finalidad de solucionar la situación, sin éxito. Debo hacer presente que tenía conocimiento de todas las diligencias que se encontraba haciendo la Fiscalía de Punta Arenas, ya que el capitán Estrada me estaba contando y que el general Echeverría estaba solucionando todo y que este era un procedimiento normal entre ellos y tenía la misión de tapar todo”.

De acuerdo a lo informado por el fiscal Orellana, en su declaración anterior, Avila indica que realizó cobros en efectivo por 8 millones de pesos que entregó a una periodista cercana, una asesora comunicacional.

Avila también reveló que, ya estando en Santiago,  en diciembre de 2016, en un gimnasio se encontró con Estrada y Nail, quienes le indican que debía inculparse y que la institución se encargaría de darle la defensa.

En su defensa para rechazar la prisión preventiva, el abogado de Avila, Octavio Sufán dio cuenta que su representado solamente era un actor menor dentro de esta organización, que el juez a cargo llamó “asociación ilícita”.

Sin embargo, pese a estos pedidos de la defensa, el juez determinó que ocho imputados queden en prisión preventiva. Además, estableció el plazo de investigación en cuatro meses, contrario a lo solicitado por el fiscal Campos, quien estimaba en ocho meses un tiempo prudente para el término del proceso.