Necrológicas
El Ministerio Público hizo uso de la facultad de no perseverar con la causa

Fiscalía cerró sin culpables investigación por “acarreos” electorales en Laguna Blanca

Por La Prensa Austral Sábado 13 de Agosto del 2016

Compartir esta noticia
270
Visitas

El querellante, Luis Silva Figueroa, falleció en enero de 2014 a causa de un cáncer de páncreas.

poco más de tres años de que el fallecido ex candidato a alcalde por Laguna Blanca, Luis Silva Figueroa, interpusiera una querella criminal por supuestos delitos electorales, ayer el Ministerio Público cerró judicialmente el caso, ejerciendo la facultad de no perseverar en la persecución penal de la causa, atendida las circunstancias que no se habrían encontrado antecedentes que ameritaran formalizar una investigación en contra de algún imputado.

La acción penal había sido ingresada al Juzgado de Garantía el 22 de julio de 2013 por quien lideró la batalla con miras a desenmascarar a las personas que estaban detrás de los “acarreos” electorales, el ex candidato a alcalde Silva Figueroa.

En su presentación denunciaba que los entonces concejales en ejercicio y el alcalde reelecto, Ricardo Ritter Rodríguez, habrían montado una organización comunitaria que tenía como finalidad hacer que habitantes de otras comunas, fijaran domicilio en Laguna Blanca, a fin de que pudieran sufragar en dicha localidad y asegurar así la permanencia en sus cargos edilicios.

Dichas aseveraciones, llevaron incluso a Silva, sólo dos días antes de las elecciones municipales de ese año, el 26 de octubre de 2012, a interponer una denuncia en la Fiscalía, para frenar que personas ajenas a la comuna participaran de los comicios, denuncia que 8 meses después ratificaría con la interposición de la querella criminal contra quienes resultaran responsables de los “acarreos”.

Entre las imputaciones formuladas por el querellante, figuraba que el padrón electoral de Laguna Blanca de 2012 creció en un 100% con respecto al anterior (2008). Es decir, aumentó de 528 electores a 1.260 votantes. Y, que de las 600 personas que se inscribieron en las dos últimas semanas antes de que venciera el plazo, más de la mitad eran trabajadores guardiayudas que se desempeñaban en Punta Arenas.

Por otro lado, 84 de las 350 personas que, según Silva, entregaron como dirección domicilios falsos, inscribieron como domicilio electoral Morro Chico, kilómetro 148 de la Ruta 9 Norte, que pertenece a una hostería del alcalde Ricardo Ritter, y de la esposa de éste, candidata a concejala, María Soledad Bustos.

Otros 15 varones figuraban inscritos con domicilio electoral en la Escuela G-35 Diego Portales, que corresponde a un internado de niños, de primero a octavo año de enseñanza básica, el cual, además, es local de votación.

Igualmente, en el propio domicilio del querellante, en el kilómetro 53 del Cruce Phillippi, el padrón electoral registra 34 electores, cuando ahí sólo vivía él con su familia.

Fiscal Dobson

Según manifestó en audiencia el fiscal jefe de Punta Arenas, Fernando Dobson, no se logró establecer la existencia de elementos que pudieran configurar el delito, por lo que se abandonaba la persecución penal.

Cabe señalar que a esta audiencia no compareció la parte querellante, dado que Silva falleció en enero de 2014 víctima de un cáncer de páncreas fulminante.

Sobre la resolución del Ministerio Público, La Prensa Austral consultó la opinión del alcalde Ricardo Ritter, quien se manifestó conforme con lo obrado por la justicia. “Creo que se hizo justicia, en el sentido en que se estaba refiriendo a personas que tenían vínculos objetivos con la comuna, entonces imagino que esos habrán sido los antecedentes que llevaron a que se sobreseyera este caso. Siendo honesto, me alegro, ya que tanto se habló y que se especuló con el tema”, enfatizó el jefe comunal, quien va por la reelección.