Necrológicas
  • Norma Lidia Ojeda Santana
  • Ricardo Bravo Palma
  • María Cristina Mancilla Gómez
  • Ricardo “Lumpi” Bórquez Schultz
  • Dina Gómez Alba

Multitudinaria marcha en demanda de un oncólogo infantil permanente en la región

Por Nelson Encina Martes 16 de Febrero del 2016

Compartir esta noticia
1.043
Visitas

Necesitamos un oncólogo para Magallanes, no creo que sea tan difícil, porque hay un montón de oncólogos en muchas ciudades pero parece que no se quieren venir para acá”, dijo muy seguro ayer Benjamín Reyes Venegas (de 10 años), quien estuvo presente en la reunión que su madre Vania Venegas Gutiérrez, impulsora de la campaña para contar en Magallanes con especialistas médicos en oncología infantil, sostuvo con el intendente Jorge Flies, ocasión en que la primera autoridad regional aseguró entre otras variables, que en adelante será factible efectuar en Magallanes los tratamientos que requieren los pequeños que padecen cáncer.

La respuesta se dio en consideración a los serios trastornos que ha ocasionado, a varias de las madres de pequeños con cáncer, enfrentar el desarraigo de tener que enviar a sus hijos a Santiago y Valdivia, para continuar sus tratamientos de quimioterapia, luego de la renuncia al Hospital Clínico del único oncólogo infantil en nuestra zona, Fernando Bracho, por motivos personales.

Ello ha originado separaciones dolorosas entre las madres y sus hijos, a quienes, la situación no les es fácil de asimilar. “Extraño mi  mamita y a mis hermanos, somos cuatro. Igual extrañé mi colegio pero cuando llegué acá me sentí como en casa”, expuso el pequeño, quien padece de histiocitosis, una rara enfermedad autoinmune. 

“Magallanes por la Vida”

Mientras eso sucedía en la sede de gobierno regional, en las afueras de la intendencia, y con un viento que amenazaba con aumentar de intensidad, se desarrollaba la marcha “Magallanes por la Vida”, organizada por centenares de personas congregadas inicialmente en la Diagonal Don Bosco, desde donde se dirigieron con vítores, pancartas, cánticos, batucadas y algarabía sin fin, en dirección a la Plaza de Armas Muñoz Gamero.

Una vez en el principal paseo público de Punta Arenas, la manifestación pública cobró fuerza con la presencia de cientos de personas -unas 800 personas, según consignó preliminarmente Carabineros y 2 mil, según otras fuentes-, todo ello, enmarcado en la celebración del Día Internacional de la Lucha contra el Cáncer Infantil. Frente a la intendencia, por cierto, la multitud alegró el ambiente y no dejó que el fuerte temporal de viento estropeara la velada artístico-cultural que se levantó en dicho lugar.

Apoyo transversal

En el acto participaron músicos regionales como Karukinkanto, Revolución de Amor (Tributo a Maná) y algunas bandas de rock emergente. En este ambiente, el profesor y músico Jorge Risco -inserto también en la organización del evento- expresó que “estamos contentos de poder participar una vez más en esto que nos compete a todos y que los artistas hayan respondido a la convocatoria. Lo importante es que hicimos eco del llamado que hizo el ‘Coto’, que con su hijo vivió todo lo que están pasando estas familias”.

El coordinador de la marcha, Abdías Cheuquepán (“Coto”) expuso su pensar durante el acto artístico. “Soy padre de Abdías Benjamín (12), que sufre de histiocitosis. El llamado fue por redes sociales porque estoy tocado por esta enfermedad de mi hijo y el único objetivo es que tengamos un oncólogo definitivo en la región”. 

El apoyo al objetivo de esta marcha llegó desde todos los sectores. Los motoqueros de la región, por ejemplo, también estuvieron presentes en esta cruzada. Uno de ellos, Elmer Soto Alderete, manifestó el sentir de los miembros del Moto Club Fantasmas en el Viento. “Esta es una noble causa que queremos apoyar, tiene que haber un oncólogo estable en Punta Arenas. Tener algo transitorio, es una tremenda falencia”. 

Entre los asistentes, se encontraba también Paola Catepillán, quien vestida con alegre vestimenta, respaldó por completo la manifestación. “Esto nos afecta a todos, nos pasó a nosotros como familia y nadie está libre. Por eso estamos con todo el corazón acá y tenemos que tener un oncólogo para la región, que esté fijo aquí, no se puede estar jugando cada 15 días con un parche”.

En la misma línea, un espectador del acto, Mauricio Rodríguez, complementó la crítica a que lleguen profesionales de forma esporádica a la zona. “Las autoridades tienen que poner algo de su parte para que haya un oncólogo permanente. Yo tuve un familiar muy cercano que falleció de cáncer al pulmón. Sé lo que significa esa experiencia y ahora más aún, tratándose de niños. Se debe hacer más presión para conseguirlo”.

Sin duda, una vez en la plaza, los adherentes a la campaña se conmovieron no sólo por el hecho de ser partícipes de una campaña tan potente como lo fuera la del gas, hace unos años. Ante la multitud, Betsabé Paredes, una madre que vivió el dolor de la partida de su hijito Mario Barrera Paredes -a quien se le detectó cáncer en 2013- dijo una frase fuerte y emotiva: “Necesito a mi hijo, necesito un abrazo de mi hijo”. Tras su intervención, agregó que Mario luchó bastante. “El tenía 11 años y le detectaron linfoma. Tuve que irme a Valdivia, después volví acá. Hubo muy buen apoyo oncológico, Bracho era excelente pero me pregunto: ¿Por qué renunció? ¿Por qué dejó a todos los niños botados acá? Yo sé que el doctor tiene un problema familiar, pero lo hubiera dicho o preparado a otro médico, pero no dejar a los niños, ellos lo necesitan. Y acá tener médicos que vengan de pasadita no sirve”.

Apoyo del gobierno

Ante las inquietudes de la comunidad, Flies aseguró también que se procurará no sólo de  pagar los pasajes de las familias que enfrentan esta problemática, sino también se cubrirán otros gastos diversos. De este modo, la autoridad regional aseguró que “primero, mencionar que el tratamiento de los niños está absolutamente asegurado. Segundo, siempre es difícil conseguir un oncólogo infantil y para nosotros lo fundamental es que en base a visita, los pacientes sean vistos acá en la región -y que- con capacidad de telepresencia y ronda ojalá podamos recuperar el tratamiento en la zona. Nosotros tenemos el compromiso del Ministerio de Salud de asegurar una beca para el pediatra que quiera formarse para Magallanes”, finalizó junto con señalar que junto a la directora del Servicio de Salud, Pamela Franzi se están barajando las vías de solventar algunos gastos económicos a las familias de los 6 niños que han debido seguir su terapia fuera de la región”.

Finalmente, la senadora Carolina Goic reforzó que “lo importante es ver cómo se aborda la realidad de Magallanes de forma distinta, la fragilidad de no contar con un médico ha quedado en evidencia y esto requiere un plan que permita ver integralmente la realidad de estas familias”.

Madre tranquila

Tras el encuentro con Flies, Vania expresó su parecer. “Me voy un poco más tranquila porque represento a las madres que fueron trasladadas y por ellas estoy aquí. Queremos que nuestros niños no sufran el desarraigo. Benjamín era el único que quedaba acá y mañana (hoy) viajamos a Santiago a hacer el tratamiento”, señaló.

La mamá también tuvo palabras para graficar las condiciones médicas distintas que deben enfrentar al viajar fuera de Magallanes. “Ellos -los niños- tuvieron un cambio muy grande de acuerdo al hospital como es acá, casi como 5 estrellas. En el hospital de Valdivia no tienen televisor, no tienen un baño digno, las mamás tienen que pagar hasta para ducharse. La gente de Salud no se ha preocupado de esos temas. Llegan, los mandan en avión y chao. Queremos que el tratamiento se haga acá en Punta Arenas, tal como se hacía cuando el doctor Bracho estaba de vacaciones, que se hacía cargo el doctor Hernández. Voy a esperar la respuesta del día miércoles porque quiero informarles a estas mamás que ya pueden volver a su ciudad, a estar con sus familias, estar con sus hijos”, expresó.

Finalmente, Vania Venegas dijo sentirse esperanzada en que toda esta movilización por una causa médica, social y humana llegue a buen puerto. “Eso me hace feliz, no por mí, porque no pedí nada más que mi hijo no se vaya, pero las mamás de Valdivia lo necesitan. Y espero que éste sea el primer y único viaje que haga con mi hijo a hacerse quimioterapia a Santiago”.

Antes de despedirse y contar que hoy viaja al norte para seguir su tratamiento, Benjamín comentó resuelto: “Voy a hacer mi tratamiento, pero estoy tranquilo, estoy bien”, finalizó.

La profesional oncóloga infantil solicitada estaría llegando la próxima semana.