Necrológicas
  • Leonilda Florencia Bargetto Orellana
  • Ana Luisa Sepúlveda González
  • Laura Rosa Prado Cuevas
Víctima reclamó contra las autoridades por la falta de freno a la delincuencia

Noche de terror vivió almacenero asaltado en su domicilio por trío de encapuchados

Por La Prensa Austral Miércoles 30 de Noviembre del 2016

Compartir esta noticia
1.098
Visitas

Delincuentes que irrumpieron violentamente en la casa del comerciante durante la madrugada de ayer, lo golpearon y le dispararon con un arma de perdigones. Además, amenazaron a la víctima con regresar para matarlo e incendiarle su propiedad.

Asegurando no tener temor por las represalias advertidas, Juan Pedro Muñoz Muñoz, pensionado de 65 años, revivió ayer los minutos de terror que experimentó durante la madrugada, cuando tres antisociales irrumpieron en su hogar golpeándolo, e incluso disparándole con un arma de perdigones, para robar todo el dinero que tenía la víctima en su casa. Sin embargo, escasa fue la suma que obtuvieron, dado que el denunciante precisó no tener la plata que creían él mantenía.

La madrugada de ayer no será fácil de olvidar para el dueño del popular almacén “Manolo”, ubicado en la esquina de las calles Gaspar Marín y Arturo Prat; dado que a pasos de dicho local comercial, en el número 0113, donde reside el afectado, fue asaltado de forma violenta, por tres antisociales que irrumpieron en el inmueble forzando la puerta principal, para lograr escapar con un magro botín de 40 mil pesos y un teléfono celular.

Golpes y amenazas

“Yo estaba acostado durmiendo, cuando desperté me lanzaron un golpe en la cara, antes que pudiera incorporarme”, relató Muñoz, describiendo así el inició del violento asalto. “Apenas pude pararme, vino un segundo sujeto y me pegó con algo, no sé si fue con el revólver o un fierro”, añadió el afectado.

Tras las agresiones, la víctima fue maniatada por los ladrones, quienes constantemente lo amenazaban de muerte o de cortarle los dedos si no colaboraba, mientras registraban toda la casa. Le gritaron que buscaban el dinero que tenía, ya que un ex empleado suyo les había dicho que no confiaba (el afectado) en los bancos y que guardaba todos sus ahorros en la casa.

“Les dije que me mataran ocho veces si querían, pero que no iban a encontrar nada en mi casa, si con la realidad que tenemos en este país, nadie tiene sus ahorros allí”, señaló.

No pudo precisar cuánto tiempo estuvieron los desconocidos en su casa, pero recordó con claridad las amenazas que le dejaron antes de irse entre insultos y golpes, asegurándole que si denunciaba lo ocurrido, volverían para asesinarlo, y de paso, a quemar su casa y el negocio.

Diligencias policiales

Tras el escape de los ladrones, el afectado logró pedir ayuda, gritando y golpeando la pared, para que su hija, quien vive en una vivienda colindante, acudiera a asistirlo, dando aviso a la PDI, donde le respondieron que no contaba con personal disponible; por lo que se solicitó la presencia de Carabineros, que en pocos minutos llegó al lugar, situado a sólo una cuadra y media de la Primera Comisaría, en el barrio 18 de Septiembre.

La víctima fue trasladada al Servicio de Urgencias del Hospital Clínico, donde se le constataron las lesiones en el rostro, y además, las marcas que le dejaron en el estómago los proyectiles de un arma que fue disparada en su contra, la cual pensó que era de fogueo, sin embargo a la revisión médica, se estableció que era de perdigones, constatándose lesiones de mediana gravedad.

Paralelamente, se informó de lo ocurrido al fiscal de turno, quien dispuso que el Laboratorio de Criminalística de Carabineros (Labocar), y la Sección de Investigaciones Policiales (Sip), se constituyeran en el lugar, para realizar los peritajes e indagaciones que permitan dar con el paradero de los autores del violento asalto, quienes fueron descritos como sujetos entre 18 y 25 años de edad, uno de ellos con un acento argentino.

Reclamo de seguridad

Ante una traumática experiencia, se podría entender el temor que una víctima pudiera manifestar, sin embargo, Muñoz, quien ayer recibió en su hogar a La Prensa Austral aseguró no tener miedo de las represalias, advirtiendo que de volver los delincuentes a su hogar, les tendrá “más de alguna sorpresa preparada”.

Sus familiares aseguraron que procurarán mejorar las medidas de seguridad de su hogar, considerando que el afectado reside solo en el inmueble, y que no es primera vez que dicha vivienda es blanco de delincuentes, ya que en febrero del año 2013, desconocidos habían entrado mientras la familia no estaba, sustrayendo el dinero de la caja fuerte que en ese entonces mantenía el afectado.

“Soy una persona muy creyente, no le temo a la muerte, si he de partir, estoy tranquilo, y probablemente los perdonaré, pero si ahora vuelven, que sepan que los estaré esperando”, expresó indignado Muñoz.

Finalmente, el antiguo vecino del barrio “18” hizo un llamado a las autoridades a poner atajo a la oleada de delincuencia que está asolando a Punta Arenas, demandando medidas concretas a nivel local, “no tantos viajes, ni tantos proyectos y más acciones es lo que necesitamos, ojalá que el señor Radonich (Claudio, alcalde electo) haga algo, ya que este alcalde que se va no fue capaz de hacer nada, como su Presidenta”, reclamó.