Necrológicas
  • Pascual Nocera Ferone
  • Aurelio Aladino Rebolledo Espinoza
  • Mireya Córdova Chamorro

Radonich cierra Programa de Prevención destinado a 80 menores en riesgo social provocando rechazo en el Sename

Por La Prensa Austral Martes 10 de enero del 2017

Compartir esta noticia
5.140
Visitas

“Quiero recordar que hace un par de semanas el Sename (Servicio Nacional de Menores) evaluó como regular el Programa de Prevención Familiar (PPF), el que en la práctica duró hasta el 31 de diciembre del año pasado, siendo ejecutado por el municipio. Así es que una cosa es tener dinero y una hoja con buenas intenciones y otra cosa muy distinta es, si esa inversión que está realizando el propio Estado -en un tema tan complejo y delicado como es la infancia- está efectivamente generando los resultados adecuados. Y lo que recogimos de las propias autoridades del Sename es que el trabajo de este programa fue realizado de manera regular por los profesionales a cargo, es decir, que no se cumplió totalmente. Incluso hubo una reunión de carácter técnico en mi oficina, con la directora de Dideco (Directora de Desarrollo Comunitario) Sandra Amar -que es una profesional con vasta experiencia en el área social- y donde quedó claro que la evaluación entregada por las autoridades de Sename determinó que los resultados arrojados en este programa no se cumplieron en forma total. Entonces, si la municipalidad no cuenta con capacidad instalada para llevar adelante un tema tan específico como es la infancia, creemos que deben ser otras las entidades encargadas de llevar adelante este trabajo”, afirmó el alcalde Claudio Ranonich, refiriéndose a su decisión de poner término al Programa de Prevención Familiar (PPF), que había sido implementado por más de una década en convenio entre el municipio y el Servicio Nacional de Menores (Sename).
Las afirmaciones del jefe comunal fueron desmentidas por el propio director de dicha entidad pública, Christian Gallardo Castro, quien informó a La Prensa Austral que, en ningún momento, se ha reunido con el alcalde Radonich, sino con el asesor del gabinete municipal, Nicolás Cogler.
“(El) nos recibió el día 24 de diciembre del 2016, junto a la directora de Dideco, Sandra Amar. En  esa oportunidad, le informamos a ellos que el último informe de gestión técnica del Sename, que es de junio del 2016, se cataloga al PPF (Programa de Prevención Familiar) de Punta Arenas en la categoría de bueno a muy bueno y, verdaderamente, nos sorprende que el alcalde esté recibiendo una información distinta a la que hemos entregado a las personas que trabajan con él”, encaró.
“Quiero afirmar –prosiguió- que Sename no tiene ningún inconveniente en que siga funcionando este programa, que tiene más de una década de funcionamiento en convenio con el municipio. De hecho, nosotros estamos en un proceso de licitación que está abierto  y que se cierra el día 16 de enero y -dado que se nos informó que no seguiría el municipio apoyando este trabajo con niños y adolescentes que han vivido situaciones de violencia intrafamiliar-  esperamos que se pueda  adjudicar la licitación a alguna otra institución a partir del 10 de marzo”, expresó Christián Gallardo.
Versiones contrapuestas
El director de Sename precisó que alrededor de ocho profesionales son los que estaban contemplados para llevar adelante este programa, destinado a proteger los derechos de la infancia y adolescencia, y donde se desempeñaban profesionales que eran seleccionados por el propio municipio, con sueldos que eran costeados a través de una subvención aportada en forma total por el propio Servicio Nacional de Menores, según indicó Gallardo.
“Todas las platas que tienen relación con los sueldos de los trabajadores que ejecutaba el programa PPF son parte de la subvención que entregaba el Sename al municipio. Estamos hablando de alrededor de 7 millones de pesos mensuales (sobre 70 millones aproximados anualmente). Incluso, en esta línea programática no se exige un aporte de la institución colaboradora, que en este caso era la municipalidad”, acotó Gallardo.
Por su parte, el alcalde Radonich cuestionó que fuera justamente la repartición edilicia quien acompañe la atención a situaciones vinculadas al trabajo con la infancia, aduciendo que en la comuna existían otras entidades que desarrollan un trabajo con menores vulnerables como la Fundación Esperanza.
“No nos olvidemos que el trabajo con los niños ha sido un tema de problemática nacional durante el año pasado y donde cabe preguntarnos: ¿Es la municipalidad el organismo más capacitado para que niños con problemas de vulnerabilidad sean acompañados?¿Contamos con la expertiz y el recurso humano calificado para ello? Creo que hay entidades como la Fundación Esperanza que tiene una trayectoria mucho más específica, como para llevar adelante este tipo de programas”, afirmó Radonich.
En este aspecto, el director de Sename, Christián Gallardo, calificó de ‘equivocadas’ las afirmaciones del edil, sobre todo en un contexto en que se encuentra vigente un proceso de licitación.
“Cuando el alcalde de Punta Arenas informa acerca de las capacidades que tiene la Fundación Esperanza, aduciendo que dicha entidad es la más idónea para hacerse cargo de un programa, falta a un principio importante como es la probidad. Hay que recordarle que hoy estamos en un proceso de licitación pública, que lo que busca justamente es garantizar la igualdad de condiciones para todas las instituciones colaboradoras,  acreditadas con el Sename”, cuestionó.
Pero Gallardo también explicó la problemática que esto importante en cuanto “ahora lo que queda es que el Tribunal de Familia reasigne a los 80 niños (y sus familias) que eran acompañados por el municipio, en otros programas. Hasta el día de hoy (ayer), el municipio no nos ha entregado las carpetas de intervención de esos menores, donde aparecen los antecedentes que deben ser entregados al tribunal. Hemos enviado la semana pasada un oficio a la municipalidad y hasta aquí, no nos han respondido”, sentenció, visiblemente preocupado el director regional del Sename.