Necrológicas

Presidente del Club de Innovación: “Magallanes tiene un potencial extraordinario en torno al estrecho para producir hidrógeno verde”

Por Elia Simeone Domingo 8 de Noviembre del 2020

Compartir esta noticia
429
Visitas

Eduardo Bitrán plantea que Cabo Negro debe convertirse en un polo estratégico tanto para exportar a los mercados europeos y asiáticos como para atraer a la flota pesquera del Atlántico Sur.

Magallanes no debe plantarse en competencia con la zona norte respecto del desarrollo del ambicioso proyecto de producir hidrógeno verde y derivados, ya que la extraordinaria potencialidad eólica de nuestra región y de Aysén abren caminos propios que pueden implementarse en paralelo.

Cabo Negro se presenta como el punto estratégico tanto para la exportación a los mercados de Europa y del Oriente – principalmente Corea y Japón- como, en el futuro, para abastecer a la flota pesquera del Atlántico Sur.

Así lo planteó al presidente del Club de la Innovación, Eduardo Bitrán, al abordar con El Magallanes este relevante tema.

¿Cuál es la ventaja comparativa que puede tener Magallanes respecto de regiones del norte, en virtud de la generación de energía eólica versus la fotovoltaica?

“En primer lugar, yo no lo plantearía como un tema de competencia entre el norte y la zona austral del país y Magallanes, en particular. Obviamente el norte con la potencialidad solar llevan a pensar que la primera opción es comenzar transformando la minería de cobre. La zona de Magallanes tiene un potencial extraordinario en torno al estrecho de Magallanes, porque la energía eólica con la altura adecuada –hoy día hay generadores nuevos- podría llegar a factores de planta que se acercan al 60% y eso, en tierra, es de los mejores del mundo. Por lo tanto, ustedes tienen una ventaja respecto a muchas otras regiones del mundo”.

Bitrán hizo ver que hay granjas eólicas “off shore”, en mar adentro, en el Mar del Norte. Pero que ello implica costos bastante mayores y una logística más compleja.

¿Similar como fue la operación Costa Afuera?

“Sí, ustedes saben de lo que estamos hablando por eso de la industria del petróleo y el uso de plataformas. Eso implicaba inversiones bastante mayores que el desarrollo en tierra. Entonces tener un potencial enorme en el estrecho de Magallanes implica una gran oportunidad para exportar”.

Al respecto, planteó que el uso de hidrógeno verde y sus derivados sería restringido en nuestra zona por el tamaño de la población y porque no hay enormes industrias.

– La producción estaría destinada a la exportación. ¿Cuáles serían los mercados?

– “La primera opción sería exportar a Europa y Oriente, a Corea y Japón, que son los dos grandes polos de consumo a futuro. Todas las estimaciones que hay apuntan a que, si se hacen las cosas bien, ustedes podrían efectivamente ser muy competitivos en el desarrollo de exportaciones ya sea de hidrógeno a muy alta presión, hidrógeno líquido e, incluso, eventualmente amoniaco, que se hace a partir del hidrógeno y que puede ser exportado a temperatura ambiente sin mayores problemas”.

Bitrán también apuesta al desarrollo de la industria naviera, la que también podría adquirir amoniaco verde como combustible. “Ese amoniaco no emite CO2 y eso es lo que se está experimentando hoy día en la industria marítima”, acotó.

Respecto de los combustibles sintéticos, explicó que se necesita el hidrógeno más la captura de carbono. “La combinación de ambos produce combustible que puedes exportar y que se usa en aviones u otro tipo de transportes. Todavía es una tecnología de futuro, que es cara. La tecnología existe, pero hay que bajar los costos. En cambio el hidrógeno verde y el amoniaco lo vemos a más corto plazo”, puntualizó.

Al proyectar el desarrollo de este proyecto, Eduardo Bitrán indicó que ha pensado que, a futuro -a mediano y largo plazo-, la flota pesquera del Atlántico Sur, que es multinacional, va a evolucionar y, con esto del cambio climático, podría tener en Cabo Negro el gran puerto de la zona, considerando que hoy, fundamentalmente, va a Montevideo.

“Entonces, uno puede pensar un desarrollo de la zona de Punta Arenas, de Magallanes, extraordinario”, enfatizó.

Además, también el hidrógeno verde y los combustibles sintéticos podrían aportar a la sustitución del uso de combustibles fósiles en Punta Arenas. “Se puede combinar hidrógeno con gas natural. En algún momento, los combustibles fósiles en la misma región van a ir siendo más caros. El gas natural ahí ha ido subiendo sus costos de producción. Entonces, se trata da darle un nuevo futuro en el contexto donde el cambio climático se transforma en una prioridad”, acotó.

Potencialidad
patagónica

El Club de Innovación diseñó el programa Misión Cavendish, que busca difundir e incorporar distintos actores para promover alianzas. El denominado ‘Cavendish tour’ comenzó en el norte y la próxima semana continuará en Magallanes.

Al respecto, Bitrán apuntó que ellos hablan de “Patagonia”, en cuanto observan la potencialidad eólica de Aysén y Magallanes, pensando, además, que el desarrollo de hidrógeno verde y sus derivados podrían ser usados por la acuicultura. “Podríamos tener una industria salmonera verde y que, con el uso de estos elementos, se diferencie en el mercado mundial en cuanto avanzar a una mayor sustentabilidad”, indicó.

– ¿En qué medida la lejanía geográfica y el no tener conexión terrestre con el resto del país pueden convertirse en una desventaja para nuestra región? ¿O, al contrario, su ubicación en el estrecho de Magallanes puede ser estratégica?

– “Claro, es ventajoso el hecho que tú no tengas que pasar por el Canal de Panamá, que encarece los costos; que estás a una distancia que no es tan dramáticamente grande de Europa y que puedes llegar a Oriente; que es una zona que es un paso no obligado, pero aún importante para los grandes barcos; y que tienen un puerto natural ahí, que es Cabo Negro, una bahía protegida. Cuando fui director de Corfo observé que existe la posibilidad de usar esa bahía y crear ahí el futuro puerto, no tanto en Punta Arenas, sino allí con la idea de atraer la flota pesquera del Atlántico. Ahora, con este nuevo proyecto, más todavía”.

¿Es factible que, a corto plazo, se tenga –como lo ha anunciado el Presidente- una producción competitiva?

“Sí, porque Chile tiene costos, tanto en Magallanes como en el norte, de generación de energía que son más bajos que otros países del mundo. Entonces, si nosotros tomamos medidas para adelantarnos y promover el pilotaje rápido y la incorporación de proyectos, lo que vamos a hacer es aprovechar nuestra ventaja. La incidencia de la lejanía no es tan significativa en el costo”.