Necrológicas
  • Rosario Cárdenas Ríos
  • Julia Margarita Perriere Pinto
  • Jorge Antonio González Löhr
  • María Teresa Rojas
  • Carmen González González

Aumentan consultas en el Hospital Clínico por secuelas del Covid-19

Por La Prensa Austral Domingo 29 de Noviembre del 2020

Compartir esta noticia
2,236
Visitas

El 30% de los pacientes que se recuperan de coronavirus sufre “niebla mental”, una secuela que consiste en dificultad para pensar y concentrarse. Esta es parte de las secuelas que afectan a los pacientes recuperados de Covid-19, quienes además deben batallar con secuelas neurológicas, respiratorias y musculares.

Los pacientes que estuvieron conectados a ventilación mecánica invasiva y de mayor gravedad, son quienes enfrentan la mayor cantidad de secuelas neurológicas, respiratorias y musculares. Así por ejemplo, hay pacientes que enfermaron durante la primera ola y que aún se encuentran en rehabilitación, sin poder trabajar.

El neurólogo del Hospital Clínico de Magallanes, Ramiro Fernández, explicó que el Covid-19, afecta a múltiples órganos y entre ellos varios del sistema nervioso y dentro de esos al cerebro. “Puede generar cefalea, anosmia o pérdida del olfato, que desde el punto de vista de la anatomía está muy cerca de la región que tiene que ver con la memoria. También se puede afectar todo el cerebro desde el punto de vista de una encefalopatía, que quiere decir que el paciente está perdido, desorientado, confuso, también puede producir una encefalitis que quiere decir que el cerebro se inflama producto del virus”, explicó el especialista.

El médico del Hospital Clínico de Magallanes explica que hay pacientes que tienen problemas de memoria, especialmente en lo relacionado con la memoria inmediata, que tiene que ver con lo que hizo en el día, dónde puso las llaves o dónde guardó las cosas. Eso está relacionado con el lenguaje, por lo que los pacientes “pierden” las palabras cuando están hablando y cometen errores. También tiene que ver con que las personas están más cansadas desde el punto de vista de las funciones mentales, de manera que ya no pueden hacer las actividades como lo hacían antes. “No sabemos cuánto van a durar esas secuelas, porque la observación del virus aún no completa el año”, comentó Fernández.

Si bien el Covid-19 puede producir infartos cerebrales porque aumenta la coagulación y también puede producir encefalitis, estas secuelas no siempre están aparejadas a eso. “A muchos de estos pacientes les hemos hecho los exámenes y vemos que no está inflamado y no hay alteración, pero los encefalogramas aparecen más lento”, dice el médico.

El especialista reconoce que cada vez han tenido más pacientes consultando por estas causas en el Hospital Clínico de Magallanes y eso probablemente tiene que ver con que se atiende a los pacientes recuperados del coronavirus. Pero aún no hay estadísticas respecto de que tan prevalente son estas secuelas en Magallanes. Desde el Ministerio de Salud se ha informado que es alrededor del 30%, pero a nivel local podrían ser más los pacientes que batallan contra las secuelas.

Tratamiento

Aparte de la estimulación neurocognitiva que se puede hacer en la casa, se los rehabilita con terapeutas ocupacionales, fundamentalmente con telemedicina, ya que existe al riesgo de reinfección y por lo tanto lo que se busca es que el paciente no salga de su casa.

“Aún así tenemos pacientes que consultan por la pérdida de memoria y la desorientación… Lo que sí es importante que la gente tenga paciencia porque los sistemas de salud están saturados tratando de salvar la vida de los pacientes. Después vamos a tener el espacio para tratar las secuelas, porque esta no es la única secuela que vamos a ver, tenemos secuelas neurológicas, respiratorias y musculares en una cantidad importante de pacientes”, comentó.

Finalmente, afirmó que es fundamental que la gente se cuide, el coronavirus puede producir la muerte y además genera secuelas en los pacientes, por eso es fundamental que la gente se cuide respetando las medidas sanitarias, el lavado frecuente de manos y el distanciamiento social. Si en algún momento se levanta la cuarentena, de todas maneras hay que seguir cuidándose porque el virus no sabe de cuarentena y continúa circulando. Si se enferma es vital que la gente se cuide, no es lo mismo enfermarse con una carga viral chica que con una carga viral grande.