Necrológicas
  • Nancy Townsend Crighton
  • Juan Carlos Zambil Vera

A un año del fatídico vuelo de la Fach que no llegó a destino

Por La Prensa Austral Miércoles 9 de Diciembre del 2020

Compartir esta noticia
2,036
Visitas

Hace justamente un año, el 9 de diciembre de 2019, la Fuerza Aérea de Chile informaba de la tragedia aérea más grande que golpeara a la institución y al país y que cobró la vida de 38 personas.

Los medios de comunicación eran convocados esa noche hasta la Base de la Cuarta Brigada Aérea, en Chabunco, Punta Arenas, donde su comandante en jefe, general Eduardo Mosqueira Cruz, confirmaba en conferencia de prensa que el avión Hércules C-130, matrícula 990, que había despegado desde Punta Arenas a las 16,55 horas con destino la base antártica Presidente Eduardo Frei, no había llegado a destino.

Los antecedentes indagados confirmaron que después de una hora del despegue desde Punta Arenas, a las 18,13 horas, cuando la aeronave sobrevolaba el sector del mar de Drake, se perdió todo contacto con la tripulación.

Fue el 12 de diciembre cuando aparecieron los primeros restos del avión.

El vuelo cumplía labores de apoyo logístico y por ende transportaba personal para revisar el oleoducto de combustible de la Base Antártica, y la realización de un proceso de aplicación de anticorrosivos a las instalaciones nacionales en la zona.

“Avances relevantes”

De forma inmediata se abrió una investigación penal recayendo las indagaciones en manos del fiscal regional Eugenio Campos, quien a la fecha se muestra optimista acerca de los resultados.

A un año, asegura que los avances son importantes y relevantes, con muchísimos antecedentes recopilados, ya sean declaraciones o requerimientos de información, en el plano nacional e internacional, más peritajes que están en curso, más otros medios de prueba que forman parte de la carpeta investigativa.

“Podemos indicar (la investigación) que ha tenido notables avances. Nos han llegado antecedentes serios y relevantes, y no olvidar que hay querellas interpuestas por cuasidelito de homicidio, y el Ministerio Público ha desarrollado todas y cada una de las diligencias que nos han propuesto, y por cierto podemos indicar que, de los primeros meses en que ocurrió esto, a la fecha del día de hoy, consideramos que ha habido avances muy relevantes”.

La última querella

Hasta el momento son 34 los familiares de los tripulantes y pasajeros de la siniestrada aeronave que han presentado querellas criminales, casi todas por el delito de “homicidio imprudente” e “incumplimiento de deberes militares y delitos contra la seguridad de la aeronavegación”.

La última corresponde a la profesora Carmen Lincolao Pilquian, de la comuna de Maipú, querella que fue declarada admisible el 4 de noviembre, la que persigue el delito cometido en contra de su pareja y conviviente Cristian Rodrigo Venegas Godoy, sargento 2° de la Fuerza Aérea de Chile.

“El último día que lo vi fue el 9 de diciembre de 2019 cuando salió a embarcarse en la aeronave siniestrada y nuestra última conversación la tuvimos cuando iniciaba su camino a Punta Arenas”, recuerda la querellante.

Ese día le correspondió viajar como tripulante del Hércules accidentado. Era un vuelo que cumplía objetivos de apoyo logístico y transportaba personal para revisar el oleoducto de combustible de la Base Aérea del territorio antártico, y la realización de un proceso de aplicación de anticorrosivos a las instalaciones.

“El fallecimiento de mi pareja no ha podido ser constatado por el Servicio Médico Legal puesto que en su caso no se encontraron restos que permitieran su identificación, a diferencia de otras víctimas”.

El avión Hércules se destruyó por completo y parte de sus restos estarían a una profundidad no menor a 3.500 metros.

Fue el propio comandante en jefe de la Fuerza Aérea de Chile, Arturo Merino Núñez, que el 12 de diciembre del año pasado descartó la existencia de sobrevivientes: “la condición de los restos encontrados del avión hacen prácticamente imposible que existan sobrevivientes a este accidente aéreo”.