Necrológicas
  • Viviana Bahamóndez Mercado

Human Rights Watch afirmó que es “imperativo” que haya justicia en Venezuela

Por Agencias Miércoles 16 de Diciembre del 2020

Compartir esta noticia
48
Visitas

ONG reaccionó tras el documento que advierte acerca de crímenes de lesa humanidad cometidos por varios cuerpos de las fuerzas de seguridad.

La ONG Human Rights Watch (HRW) dijo este lunes que es “imperativo” que “haya justicia” en Venezuela, tras el informe publicado por la Fiscalía de la Corte Penal Internacional (CPI) que advierte acerca de presuntos crímenes de lesa humanidad cometidos por varios cuerpos de las fuerzas de seguridad.

Este informe “contribuye a la búsqueda de justicia de las víctimas de atrocidades cometidas durante el gobierno de Nicolás Maduro”, recoge un comunicado de HRW.

El director para las Américas de la ONG, José Miguel Vivanco, afirmó que “en Venezuela no ha habido justicia para las víctimas de ejecuciones extrajudiciales, detenciones arbitrarias y torturas cometidas por agentes de las fuerzas de seguridad con el conocimiento o la aquiescencia de las más altas autoridades políticas, militares y judiciales”.

“Dado que el Poder Judicial de Venezuela es un apéndice del Ejecutivo, la Fiscalía (de la CPI) debe estar alerta ante los esfuerzos del régimen por atosigarlos con información sobre supuestas investigaciones que no buscan más que dilatar la decisión de la Fiscalía”, apostilla la ONG.

El tribunal internacional hizo público un informe anual en el que enumera delitos cometidos por las fuerzas de seguridad, entre ellos el de tortura, violación y otras formas de violencia sexual, persecución por motivos políticos y encarcelamiento en violación de las normas fundamentales del derecho internacional.

Entre los cuerpos de seguridad a los que señala de cometer esos delitos está el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), la Policía Nacional Bolivariana (PNB), la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM), la Fuerza de Acciones Especiales (Faes) y la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada).

HRW destaca que el informe “sostiene que existe información disponible que indica que partidarios del gobierno participaron en la represión de opositores o individuos percibidos como tales”.

Pese a que no lo menciona de forma directa, la oposición y varios grupos de defensa de los derechos humanos han denunciado la actividad de los denominados colectivos, grupos de civiles afectos al chavismo y frecuentemente armados, como bandas paramilitares o parapoliciales.

La ONG también subraya que, desde que el ex Presidente Hugo Chávez y sus partidarios en la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) llevaron a cabo un “copamiento político del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela en 2004”, el poder Judicial “ha dejado de actuar como una rama independiente del gobierno”.