Necrológicas
  • Néstor Gallardo Vergara
  • Jaime Delgado Herrera

Eduardo Bahamonde, kinesiólogo del Centro de Rehabilitación: “Todos los usuarios marcan una huella”

Por La Prensa Austral Sábado 19 de Diciembre del 2020

Compartir esta noticia
53
Visitas

No me imagino haciendo otra cosa, agradezco todos los días la labor que me ha tocado desarrollar”. Así, con estas palabras, el kinesiólogo del Centro de Rehabilitación del Club de Leones Cruz del Sur, Eduardo Bahamonde Garay, abordó el quehacer desplegado en dicho establecimiento. Ad portas de las Jornadas por la Rehabilitación, el profesional valoró el trabajo realizado y llamó a la comunidad a cooperar con la cruzada solidaria de este sábado.

Eduardo, de 43 años, de profesión kinesiólogo, se incorporó al Centro de Rehabilitación en 2008. Comparte sus funciones como jefe del Programa Universal (entrega rehabilitación integral en domicilios) y capitán de la Cuarta Compañía de Bomberos Bomba Croata. Este año, además, es uno de los embajadores que tiene por misión incentivar a la comunidad a sumarse a esta campaña.

Destaca que este centro tiene un enfoque familiar, lo que significa que la rehabilitación no es sólo para el usuario, sino también para las familias que se deben comprometer en el proceso porque de lo contrario no llega a “buen puerto”.

“Todos los usuarios marcan una huella y todos te dejan experiencias no sólo en lo profesional, sino también en lo personal”, asegura Bahamonde, quien agrega que se establece una relación muy cercana, donde pasan a ser psicólogo y amigo. “Te involucras con la familia, tienes que ser parte de ese proceso, tienes que apoyarlo y darle contención, darle la parte técnica de lo que necesitan, es un proceso enriquecedor para la familia y mucho más para uno porque conoces distintas realidades, te insertas en sus grupos familiares, y de su casa”.

En marzo, cuando se inició la pandemia, detuvieron las atenciones por más de una semana, en que hubo que reinventarse y hacer nuevos protocolos en telerrehabilitación porque no se podía tener un servicio presencial. “Si bien veníamos trabajando en tecnologías, esto tuvo que implementarse muy rápidamente y adaptarnos a eso. Estábamos acostumbrados a estar en el centro con mucho movimiento y contacto con la gente y pasamos a la telerrehabilitación. No fue fácil, pero se ha llevado a cabo de manera espectacular. Hoy de a poco se ha ido retomando la atención”, enfatizó el profesional.

Recordó que antes de la emergencia sanitaria, circulaban 500 ó 600 usuarios diariamente. “Ahora hay un poquito más de gente, se puede conversar con los usuarios y profesionales, era algo que se extrañaba”.

Sobre la actual cruzada, reconoció que es una campaña distinta. El Club de Leones se ha debido reinventar y es algo que requiere mucho más esfuerzo. “Tengo la esperanza y la fe de que vamos a llegar a un buen resultado este 19 de diciembre”, concluyó Bahamonde.