Necrológicas

Una licenciatura con resentimiento: cuarto medio “Lagerlöf” del Nobelius no tuvo la despedida soñada

Por La Prensa Austral Sábado 19 de Diciembre del 2020

Compartir esta noticia
4,611
Visitas

Tanto ellos como sus apoderados acusaron al director Alex Martinic de no permitirles recorrer por última vez el establecimiento, por lo que colgaron globos con sus nombres en la reja externa.

El tema de las licenciaturas ha dado mucho que hablar en las últimas semanas. Mientras en los centros comerciales se aglomera la gente, en los colegios y liceos los protocolos sanitarios impiden que los estudiantes de cuarto medio puedan tener la despedida que soñaban y que cierra una etapa importante en sus vidas. Para atenuar este sentimiento, hubo comunidades educativas que se las ingeniaron para hacer licenciaturas por grupos.

Pero en el Liceo Nobelius hubo molestia. En particular, el curso “Lagerlöf”, formado por 22 estudiantes, que querían recorrer por última vez los pasillos y aulas del establecimiento, deseo que no fue satisfecho por la dirección, que no abrió sus puertas para este adiós. La presidenta del Centro de Estudiantes y una de las siete que están desde primero básico, Antonia Sánchez expresó: “Entendemos todas las normas sanitarias, pero la intención es la que cuenta; ni siquiera pudimos caminar por nuestro colegio el último día, así que quisimos hacer esto como una forma de manifestar al director que nosotros, de verdad, teníamos las ganas de despedirnos como corresponde. Nuestros papás les presentaron muchos protocolos que creamos en conjunto, yo estuve en contacto con los centros de alumnos de los otros colegios particulares, y en todos ellos se dio la opción, pero en nuestro colegio, el director nos cerró las puertas completamente”. En tanto, Drazen Mihovilovic recordó que durante todo el año juntaron dinero para financiar la gira de estudios y los polerones, “pero el director nos bloqueaba las puertas para hacer distintos proyectos, ponía demasiadas condiciones”.

La apoderada Karin Bittner fue una de las que se reunió, de manera virtual, con el director para consultar “si existía la posibilidad, si se levantaba la cuarentena de hacer una licenciatura sólo con los niños, y nos dijo que no; también le pedimos que los niños se despidieran de su colegio, de a grupos de a cinco y dijo que no iba a abrir su colegio. Incluso ofrecimos tomarles el PCR a los chicos, hacernos cargo de las medidas sanitarias, pero no hubo caso. Es una cosa de voluntad, pero él no la tuvo. Nosotros nos enteramos del día que iba a ser la licenciatura, por WhatsApp”.

Así, la ceremonia fue solamente virtual a las 17 horas de ayer, en la que además de los 22 estudiantes de este curso, egresaron 18 del otro cuarto. Y pese a la acción del “Lagerlöf” el director del Liceo Nobelius, Alex Martinic, no vio esta acción como una protesta. “Es producto de la frustración que ellos tienen de no poder haber hecho su licenciatura en forma presencial y todos tenemos el mismo sentimiento. Lamentablemente, se tuvo que dar así. No había ninguna posibilidad de abrirlo y ellos lo sabían”. Y pese al antecedente de otros establecimientos, Martinic expuso que “cada comunidad decide lo que es mejor para su gente y tenemos que ser responsables con la salud de todos. No fue con ánimo de castigarlos y de no tener la voluntad”.