Necrológicas

Pamela Flores, coordinadora de Seguridad Pública: “Estamos trabajando para un nuevo ciclo de retiro de vehículos en estado de chatarra”

Por La Prensa Austral Lunes 21 de Diciembre del 2020

Compartir esta noticia
507
Visitas

Es contardiana y magallánica “de tomo y lomo”. Regalona como buena hija única. Y hace dos meses asumió como coordinadora regional de Seguridad Pública, en reemplazo de Jennifer Rojas, quien asumió como intendenta.

Se trata de Pamela Flores Pinochet, psicóloga de profesión. Tiene 38 años y estudió en el Colegio Miguel de Cervantes y luego se fue al Liceo Juan Bautista Contardi, desde donde egresó.

Estudió Psicología en la Universidad Andrés Bello. Y tiene un magíster en psicología clínica.

Para cursar sus estudios superiores se trasladó a Viña del Mar y posteriormente regresó a Punta Arenas.

Es casada y madre de dos hijos: Vicente, de 9 años e Isabel de 4.

Hija de Ramón Flores, funcionario con una larga trayectoria en la gobernación de Magallanes, actualmente jubilado. Vive con Pamela y su familia.

Su madre, Patricia Pinochet, falleció hace algunos años de cáncer.

Trabajó en el complejo penitenciario de Punta Arenas directamente con los internos, prestando atención psicológica, realizando evaluaciones técnicas, entre otras funciones propias de su profesión, lo que le otorga una perspectiva amplia sobre la importancia de la prevención y la reinserción social.

Hace casi dos meses es la nueva encargada de Seguridad Pública. Pero antes se desempeñó por ocho años en Gendarmería, y previamente en el Centro de la Mujer de Punta Arenas, dependiente de Sernameg.

“De la reinserción pasé al ámbito preventivo, y creo que mi experiencia puede contribuir a focalizar y generar estrategias para que el trabajo sea certero y apunte a las debilidades que facilitan el delito”, afirmó la profesional.

Desde su oficina, en el tercer piso de la intendencia, mantiene un contacto estrecho con la primera autoridad regional y, por supuesto, con ambas policías.

La joven encargada de Seguridad se refirió a los buenos resultados en la estadística delictual en un año marcado por la pandemia, y a los desafíos que se vislumbran para 2021.

– ¿La Región de Magallanes siempre ha registrado bajas cifras delictuales en comparación al resto del país, pero las personas muchas veces dicen que la seguridad ya no es la misma que antes. Por qué cree que existe esa disonancia?

– “Es efectivo que Magallanes presenta cifras muy positivas. En la última sesión del Sistema Táctico Operativo Policial que efectúa Carabineros, se informó que llegamos a fin de año con un 43 por ciento menos en lo que son los delitos de mayor connotación social. Esto es muy relevante, sobre todo pensando en las complejidades que existieron este año, donde las policías desempeñaron nuevas funciones, debieron redoblar esfuerzos y se obtuvo este resultado, que se traduce en 857 casos menos. Es decir, las personas sufrieron menos ilícitos, que finalmente ese es nuestro objetivo, que los vecinos y vecinas vivan más seguras”.

“Pero sabemos que los buenos resultados en términos estadísticos se deben reflejar en la sensación de seguridad de las personas, y ahí está nuestro desafío, que creemos se logra trabajando con la comunidad, manteniendo una comunicación fluida y cercana; promoviendo el uso del espacio público, no estando en cuarentena, fortaleciendo el tejido social y haciéndolos partícipes de iniciativas para que sientan que el trabajo y los resultados son parte de ellos”.

– ¿Además del trabajo cercano con las policías, qué otras acciones se realizan para mejorar la seguridad en la región?

– “Carabineros y la Policía de Investigaciones son nuestros socios estratégicos, pero también desarrollamos un trabajo muy cercano con los municipios de toda la región. Por ejemplo, con el de Punta Arenas mantenemos diversos proyectos que financia la Subsecretaría de Prevención del Delito, pero son ejecutados por la entidad local. Estamos trabajando para un nuevo ciclo de retiro de vehículos en estado de chatarra. Se está avanzando en la instalación de las primeras cámaras de teleprotección de un total de 15 para Punta Arenas y cinco para Puerto Natales que financiamos como subsecretaría. La comuna de Primavera también instalará estos equipos. Estos días concluyó un proyecto que se ejecutó en el Liceo Politécnico Cardenal Raúl Silva Henríquez de prevención de violencia escolar. Entonces estamos abordando diferentes áreas para fortalecer la seguridad en toda la región”.

– Sabemos que como coordinación regional de Seguridad Pública cuentan con una plataforma para que los vecinos puedan entregar información delictual ¿Cómo funciona o qué tan efectiva es en Magallanes?

– “Lo que mencionaba anteriormente sobre la importancia de trabajar de manera estrecha con las personas, con las organizaciones sociales, se relaciona con que ellos son los que mejor conocen su barrio, su territorio. Lamentablemente hay vecinos que no se atreven a entregar antecedentes relevantes sobre delitos que ocurren en su entorno, ya sea por desconfianza, por temor a represalias o porque no quieren verse involucrados en procesos judiciales. Ante esto, la Subsecretaría de Prevención del Delito tiene a disposición el fono Denuncia Seguro 600 400 01 01, que funciona 24/7, donde las personas pueden entregar antecedentes delictuales de manera anónima. No hay que identificarse, sólo se pide la información para que ese hecho se investigue y vuelva la seguridad a ese sector”.

Estadísticas

Entre enero y octubre, comparando 2019 y 2020, aumentaron las llamadas en un 119%. Es decir, se recepcionaron 50 llamadas más y el 76,4% fueron por tema drogas. “Este canal es muy útil, es real y se pueden generar investigaciones relevantes que corten la ruta del delito”, aseveró.

– Ya se viene el 2021 ¿Cuáles son los desafíos para la coordinación regional de Seguridad Pública?

– “Primero que todo, tener claro que pese a la pandemia los delitos siguen ocurriendo. La demanda de las policías, del Ministerio Público, de tribunales, sigue siendo muy alta, incluso más que antes por los temas sanitarios. Infracción a la Ley de Drogas y violencia intrafamiliar son dos de los ilícitos que siempre priorizamos en nuestro trabajo como oficina y de manera intersectorial, porque se han presentado situaciones poco frecuentes, y ahí tenemos un desafío importante”.

“Por otra parte, fortalecer los lazos con la comunidad para mejorar su sensación de seguridad es una tarea que seguiremos efectuando con mucho compromiso, así como lograr las coordinaciones necesarias para una adecuada atención a víctimas de delitos. La verdad son muchos los desafíos, porque brindar seguridad a las personas involucra crear espacios pertinentes para su mejor desarrollo individual y a nivel social, es un acto democrático. Magallanes es una región segura y todos debemos cuidar ese atributo por nosotros y por las generaciones que vendrán”.