Necrológicas
  • Verónica Cecilia Ampuero Muñoz
  • Julia Ascencio García
  • Jorge González Löhr
  • María Teresa Rojas Ojeda
Denuncian vecinos

“Visitantes” provocan daños y destrozos en multicancha de villa El Ovejero

Por La Prensa Austral Martes 22 de Diciembre del 2020

Compartir esta noticia
481
Visitas

Aunque insólito, para los pobladores de villa El Ovejero no resulta nada de agradable el que jóvenes de otros sectores llegaran hasta la multicancha cargando un arco para, literalmente, “meterlo” a la fuerza y arrastrarlo por el pasto sintético.

Sin embargo, lo que pudiera ser un hecho casi anecdótico suma detalles que dan cuenta de daños, destrozos y una molestia diaria para vecinos que ven interrumpida su tranquilidad sobre todo en horas de la noche.

La presidenta de la junta de vecinos N°52 Los Navegantes, Gladys Miranda, señaló que fue en 2010 cuando se concretó el proyecto de parque en el sector. Pero lo que al principio fue un aporte al hermoseamiento y convivencia de los vecinos, se convirtió en una pesadilla por personas venidas de otros sectores. “Vienen a beber, a drogarse. Ocupan los estacionamientos y más encima provocan destrozos. Es sólo cosa de ver los faroles”, señala.

Sin embargo, lo de hace algunos días rompió toda lógica. “Un grupo de jóvenes llegó arrastrando un arco y para ingresarlo a la cancha sacaron la rampa de acceso para minusválidos, la dejaron tirada, desarmada. El arco también. Hasta ahora no sé cómo lo hicieron”, señala.

La dirigenta sostiene que está bien que jóvenes lleguen de otros sectores, “de la Cardenal, la Selknam o Ríos Patagónicos, pero a una hora prudente y que cuiden lo que tenemos”. De paso, recuerda que el proyecto consideraba en un principio un cierre perimetral de poca altura, lo que se tradujo en pelotazos a las viviendas. Posteriormente, se acogió un proyecto para elevar la estructura, lo que se hizo, pero los problemas se mantuvieron. “Por eso se decidió sacar los arcos y ahora ver la posibilidad de destinar el espacio sólo como parque para niños”, dijo Gladys Miranda.