Necrológicas
  • José Elgueta Barrientos
  • Bernarda Vargas Vargas
EDITORIAL

Calidad de vida urbana

Por La Prensa Austral Jueves 24 de Diciembre del 2020

Compartir esta noticia
59
Visitas

Hace diez años que se estableció el Indice de Calidad de Vida Urbana (ICVU), instrumento ideado por la Cámara Chilena de la Construcción junto al Instituto de Estudios Urbanos y Territoriales de la Universidad Católica, que busca medir y comparar en términos relativos la calidad de vida de las personas que cohabitan en las distintas comunas y ciudades del país.

Estableciendo una escala de ciudades intermedias como metropolitana, este indicador permite establecer y comprender las brechas que existen a partir de un conjunto de variables referidas a seis dimensiones que expresan el estado de situación en la provisión de bienes y servicios públicos y privados a los habitantes y sus correspondientes impactos socio-territoriales.

El último informe analizó 99 comunas y, entre ellas, Punta Arenas se ubicó en el segundo lugar de las ciudades intermedias (con menos de 250 mil habitantes que están bajo una sola administración municipal).

Con un puntaje total de 54,54, la capital regional se mantuvo en tres dimensiones y subió en las otras tres, dando un gran salto de diez puestos en calidad de vida en una década.

Punta Arenas se ubica en el nivel Alto del ICVU en Condiciones Laborales, Ambiente de Negocios, Condiciones Socioculturales y en Vivienda y Entorno. A la vez, se encuentra en nivel Medio-Alto en Salud y Medio Ambiente.

Pero, comparativamente, presentó algunos rasgos en los que vale la pena detenerse, ya que en la dimensión de Conectividad y Movilidad se ubica en el nivel Medio-Bajo. Esto, porque presenta una alta tasa de lesionados en accidentes de tránsito por habitante y una tasa media de conexiones residenciales fijas de Internet.

Esta verdadera radiografía de la ciudad, avalada por los diez años de existencia de este instrumento, puede transformarse en una herramienta a considerar para las jefaturas tanto comunales como sectoriales que tienen poder de decisión sobre proyectos e inversión urbana.

Por lo pronto y basándose en los actuales resultados, los principales desafíos a acometer estarían precisamente en las falencias expuestas en la dimensión Conectividad y Movilidad.