Necrológicas
  • Sergio Artemio Guelet Guelet
  • Ricardo Patricio Díaz Poyda
  • Edmundo Santana Mayorga

La pesca artesanal como un modelo de economía circular: la esperanza de inclusión de los pueblos indígenas en Chile

Por Eduardo Pelembe Martes 29 de Diciembre del 2020

Compartir esta noticia
135
Visitas

Eduardo Pelembe
Especialista en Ecoturismo
Estudiante de Magíster en Ciencias Sociales mención Patrimonio o Intervención Social
Curso de Conservación de Ecosistemas Antárticos y Sub-Antárticos 2019 

 

Los pueblos originarios de Chile que viven en regiones costeras y aisladas en la Región de Magallanes y la Antártica Chilena cuentan con abundantes recursos pesqueros, sin embargo no son para el consumo del mercado local, sino que son capturados y exportados por varias empresas multinacionales que abastecen el mercado mundial. Pero a pesar de que abundan los ejemplos vivos de esta región, paisajes naturales y aguas cristalinas de los últimos lugares vírgenes del planeta tierra, como la Reserva de la Biosfera Cabo de Hornos (RBCH), la isla  Navarino, entre otros antiguos paraísos naturales, tienen sus aguas comprometidas con la contaminación de la industria de salmón.

Sin embargo, el subsector de la pesca artesanal, que ha sido ocupado principalmente por pueblos indígenas (los onas o selknam)  que viven en el sur de la provincia de Tierra del Fuego, ha dado prioridad al diseño de una licencia para explotar espacios marinos para el cultivo de salmón, al mismo tiempo que no incluye la pesca artesanal en la cadena de la economía circular para salvaguardar nuestros recursos marinos para las generaciones futuras, ya que el concepto de economía circular  apunta a reducir la entrada de materia virgen, y para este caso específico, podemos evitar la posible entrada de huevos de salmón que pueden contaminar otras especies del ambiente submarino y, en consecuencia, dar lugar a un desequilibrio ecológico en este entorno costero que sirve como medio de vida de varias familias indígenas de esta región.

La industria del salmón es vista como una alternativa al desarrollo económico local, ya que genera mucha moneda para la región y el país en su conjunto. Sin embargo, no es inclusivo, excluye a los pueblos originarios  ignorando su conocimiento local, y se realiza muy poca consulta comunitaria para su establecimiento, generando conflictos de interés con los locales ya que ambos comparten el mismo recurso en el borde costero. Sin embargo, existe un crecimiento incontrolado de esta industria de cultivo de salmón en la RMAC, sin respetar el papel y el compromiso que esta región tiene con el planeta como Reserva Mundial de la Biosfera.