Necrológicas
  • María Juana Klein Hernández

Coronel Rodrigo Alvarez dejó la Prefectura de Magallanes para asumir el control de la zona centro de Santiago: “Conocer la vida en frontera, como Morro Chico, fue lo que más me marcó”

Por La Prensa Austral Martes 12 de Enero del 2021

Compartir esta noticia
291
Visitas

Durante el “estallido social” debió enfrentar un incesante quehacer policial.

De prefecto de Carabineros de Magallanes a “guardián de la zona centro de Santiago”. Hasta el viernes el coronel de Carabineros, Rodrigo Alvarez  Silva, ejerció el mando local, incluso de jefe de zona subrogante, en reemplazo de Patricio Figueroa que se encontraba haciendo uso de unos días de vacaciones.

Después de permanecer 9 años a cargo de la Prefectura de Fuerzas Especiales en la capital (actual Control de Orden Público), la institución lo destinó a cumplir funciones a Punta Arenas.

El 19 de enero de 2019 llegó como teniente coronel y asumió como subprefecto de los Servicios de Magallanes.

Y en mayo de 2020, con 29 años en la institución, el alto mando lo puso al frente de la Prefectura de Magallanes y lo ascendió al grado de coronel.

Es oriundo de La Serena, pero confiesa que Magallanes le gustó muchísimo, aunque le tocó una labor bastante movida producto del estallido social, primero, y la pandemia después. “Nos correspondió realizar mucho trabajo de coordinación con la autoridad para que todo funcionara como tenía que ser”.

El apoyo familiar fue vital para él cuando le confirmaron el traslado a Punta Arenas, “porque eso te da una tranquilidad emocional muy grande”.

“Lo tomé como un premio porque la zona es maravillosa, muy amable. Conocer la vida en frontera, fue lo que más me marcó, como Morro Chico, cuando se congelan las cañerías, donde el funcionario policial es un amigo en las zonas rurales”.

Dice que deja la zona muy agradecido y listo para asumir el nuevo desafío.

Prefectura Santiago

La Prefectura Santiago Centro es su nuevo destino, una de las más importantes de la capital porque tiene todo el control de lo que acontece en el centro de la capital. Esta unidad, con 1.400 hombres a su cargo, tiene la supervisión, vigilancia y protección de lo que sucede con los edificios de gobierno del perímetro, entre los que se cuenta La Moneda, ministerios, Corte Suprema y Fiscalía, entre muchos otros. “Es un gran desafío en lo personal, que asumo con mucho orgullo”, destacó Alvarez.

Quinta comisaría

Debido al proceso de modernización de Carabineros vinieron algunas modificaciones. Una es la que aplicó para la Unidad Fuerzas Especiales, que ahora se llama Unidad de Control de Orden Público.

Las unidades que tenían el rango de subcomisaría pasaron a comisaría con un mayor a cargo, y la de Punta Arenas es la Quinta Comisaría COP.

“Fue dotada de mayor personal y medios logísticos. Esto va de la mano con la capacitación en materia de derechos humanos y de procedimientos policiales y control de orden público”, respondió Alvarez al ser consultado sobre esta unidad.

En el plano logístico los funcionarios fueron dotados de cámaras que transmiten directamente a un servidor en Santiago, lo que impide cualquier manipulación durante un procedimiento, quedando el registro de las actuaciones policiales.

Cambio de mando

El viernes fue la ceremonia de entrega de la Prefectura de Carabineros, presidida por el jefe de Zona de Magallanes, general Patricio Figueroa Esperguel.

Rodrigo Alvarez traspasó el cargo al teniente coronel Edgardo Flores Rubio.