Necrológicas
  • Sergio Artemio Guelet Guelet
  • Ricardo Patricio Díaz Poyda
  • Edmundo Santana Mayorga

Turquía: 1.075 años de cárcel para telepredicador por espionaje y abusos sexuales de menores

Por La Prensa Austral Miércoles 13 de Enero del 2021

Compartir esta noticia
508
Visitas

Un tribunal de Turquía condenó a más de mil años de cárcel a un controvertido telepredicador imputado por espionaje, formación de una banda criminal y abusos sexuales a menores, entre otros cargos, según fuentes judiciales citadas por la agencia estatal turca de noticias, Anatolia.

La sentencia fue dictada en el marco de un macro juicio contra 236 personas, si bien el principal acusado es Adnan Oktar, quien ha recibido una pena de más de 1.075 años de cárcel por la batería de cargos contra él, incluidos secuestro, torturas, amenazas, fraude, blanqueo de capitales, falsificación de documentos, sobornos y contrabando.

Oktar fue detenido en julio de 2018 junto a más de 200 de sus seguidores, lo que el telepredicador calificó como una “conspiración” en su contra. Previamente, las autoridades habían suspendido su programa de televisión por violaciones de igualdad de género y los derechos de la mujer. Oktar hablaba sobre valores islámicos rodeado de mujeres a las que describía como “gatitas”.

El controvertido predicador redactó en 2006 un libro llamado “Atlas de la creación”, en el que sostenía que la teoría de la evolución de Darwin era la semilla del terrorismo. Según su sitio web, ha escrito más de 300 libros.

Oktar, de 62 años, es una especie de predicador evangélico pero del Islam, al cual le da su propia interpretación. Además, es el líder de un culto sexual cuyo principal objetivo es traer niños al mundo.

El hombre comenzó a predicar su versión del islam durante los años ‘80 en Estambul. En poco tiempo comenzó a ganar popularidad y seguidores, a quienes llama sus “buenos amigos”.

En el año 2011, fundó un canal de televisión en el que predica el Islam, que es visto en distintos países del mundo y que lo ayudó a ganar más notoriedad y a ampliar su influencia y fortuna.

En su interpretación del Islam, cree que la mujeres, en vez de estar con su cuerpo cubierto, deben mostrarlo y lo único que deben tapar son sus pezones y la entrepierna.