Necrológicas
  • Rafael Avelino Astorga Mancilla

Gloria Vilicic y su renuncia a RN: “No puedo ni apoyaré a quienes se ríen de la gente”

Por La Prensa Austral Viernes 15 de Enero del 2021

Compartir esta noticia
1,224
Visitas

Fue a través de su columna de opinión en La Prensa Austral (edición jueves 14 de enero) donde Gloria Vilicic Peña ahondó en las razones que tuvo para renunciar a su militancia en Renovación Nacional.

La ex presidenta regional de dicha colectividad, señaló que “el estómago no me dio para aguantar esta burla a la ciudadanía. No puedo ni apoyaré a quienes se ríen de la gente. Por ello, con la más absoluta tranquilidad en mi corazón renuncié este lunes a la militancia en Renovación Nacional, para sumarme a la gran mayoría de los magallánicos que nos cansamos de los caciques chumangos y chumangos con aspiraciones cacicales”.

Justamente, esto último es lo que da el título a su columna, en la cual la también ex gobernadora y consejera regional expone en extenso su visión acerca de la realidad del escenario político de cara a los procesos eleccionarios que se avecinan, señalando que “atónita en un principio observé” cómo determinadas personas “supieron controlar el voto de sus clientes, por lo que negociaron con los políticos de las casas centrales del poder en Santiago”.

Añadió que al final de la historia se terminan creando “democracias” que en el papel funcionan pero que no son el gobierno del pueblo. “Pensé hasta el lunes pasado que nuestros políticos habían reflexionado sobre el por qué llegamos hasta dónde llegamos, solicitando la mayoría de la población cambios, justificados o no, del sistema actual de toma decisiones. Pero no, nada de eso pasó, ninguna propuesta política a los cambios sociales ha sido pregonada por nuestros caciques regionales, ninguna renovación en el cambio generacional sin que lleve el sello o bendición de los mismos caciques de siempre. Ni el cacique chumango de Chile Vamos, ni el chumango con aspiraciones cacicales de la ex Nueva Mayoría han optado por el futuro. Ellos, como siempre, sólo buscan satisfacer sus apetitos políticos”. Mientras, añade, la gente común y corriente “mira con estupor cómo los caciques de siempre se arreglan los bigotes y se aprestan a conquistar el poder”.