Necrológicas
  • Manuel Eduardo Cruz Elizondo
  • Mirta Eliana Alvarado Sotomayor
  • Jorge Jadue Zedan
  • Irma Josefin Calvo Muñoz

Caída de un 25% en el muellaje sufrieron puertos Prat y Mardones por baja de pesqueros y cruceros

Por La Prensa Austral Sábado 16 de Enero del 2021

Compartir esta noticia
112
Visitas

– Balance también arrojó una mengua en el movimiento de cabotaje, aunque el aumento de la actividad acuícola compensó la variación adversa.

El año 2020 fue de un abrupto corte en el arribo de los cruceros turísticos en los muelle Arturo Prat y Santos Mardones administrados por la Empresa Portuaria Austral luego que se declarara la emergencia sanitaria mundial por la pandemia del Covid-19.

Fue la primera señal de un año diferente, con disminuciones en el movimiento de carga y demanda de muellaje por el arribo de barcos. Ello lo avala el balance que entregó a La Prensa Austral el gerente de la Empresa Portuaria Austral (EPAustral), Rodrigo Pommiez, aunque por ahora no profundizó en cifras.

Respecto a cuánto se movió en los dos terminales de Punta Arenas, los que concentran la mayoría de las operaciones de carga durante el año, cabotaje y pesca, como también movimiento de barcos de ciencia y de turismo, el ejecutivo señaló que “en términos de transferencia, estamos en números similares a 2019. Si bien el cabotaje disminuyó por efectos de la pandemia y de la extensa cuarentena aplicada en varias comunas de nuestra región, el incremento de la actividad acuícola nos ayudó a compensar en gran parte este efecto adverso. Respecto de muellaje, experimentamos una disminución de más de 25% como resultado de la baja en el arribo de buques pesqueros en el segundo y tercer trimestre, así como de cruceros en el último trimestre del año”.

En términos generales, agregó, se registró una baja, consistente con los efectos económicos ocasionados por la pandemia. “La disminución del movimiento es una consecuencia lógica de estos meses de crisis y de las condiciones que experimentamos como región, en que varias comunas enfrentaron extensas cuarentenas”.

Consultado si influyó notoriamente la baja de los cruceros al término de la temporada y en el último trimestre del año recién pasado, puntualizó: “Durante 2020 tuvimos un efecto acotado, pues habitualmente la actividad más fuerte asociada al arribo de naves de turismo se produce en el primer trimestre de cada año. Considerando que las fronteras se cerraron a mediados de marzo, pudimos atender un 85% de las actividades planificadas”.

Proyecciones para 2021 y obras

En cuanto a como se visualizan las operaciones para el presente año, Pommiez precisó que enfrentan un 2021 sin actividad turística en el primer trimestre, lo que sin duda tendrá un efecto en contra muy importante.

“Continuamos trabajando en adaptarnos para responder oportunamente a las necesidades y requerimientos que se vayan produciendo, de manera de generar las condiciones que permitan retomar las actividades conforme a lo que indique la autoridad sanitaria. En los otros ámbitos, esperamos que el movimiento marítimo se reactive a la par con la recuperación económica que se proyecta”.

Asimismo, EPAustral realiza los ajustes finales para la firma del contrato con la empresa que ejecutará el proyecto “Construcción Dolphin 3 y Poste de Amarre 2-Muelle Prat” que demandará una inversión de $2.090 millones.

Esperan que los trabajos comiencen en febrero con el armado de las estructuras para que en julio se desarrolle el montaje marítimo y las obras concluyan en el transcurso del segundo semestre del año.

Antes el muelle Prat podía recibir naves de hasta 186 metros de largo, pero se realizó una primera etapa de la extensión ampliándose la capacidad para atracar naves de hasta 250 metros de eslora. Una vez concluidos los próximos trabajos, será posible el atraque de cruceros de hasta 290 metros de largo.

Pommiez remarcó además que el último año significó un gran desafío pues requirió del compromiso tanto del equipo de trabajo, como de todos los usuarios de los terminales y rampas. “Agradecemos a cada persona que ha desarrollado labores en EPAustral durante estos meses, pues lo han hecho con cuidado y responsabilidad. Esto nos permite contar con el compromiso con todas las personas con que interactuamos diariamente, por lo que nuestro desafío para este año es mantener las condiciones logradas y continuar generando condiciones de seguridad en nuestras operaciones, conforme a los nuevos requerimientos que se vayan produciendo”.

Por ello, la Empresa Portuaria Austral adoptó una serie de medidas para prevenir eventuales brotes y propagación de Covid-19 al interior de los terminales. “Estas se mantendrán todo el tiempo que sea necesario, pero además continuamos analizando todas las alternativas que nos permitan asegurar el cuidado de nuestro equipo de trabajo y usuarios. Uno de los aprendizajes es que los requerimientos de seguridad sanitaria están en permanente movimiento, lo que exige un monitoreo permanente para poder adaptarnos de manera oportuna”, afirmó.