Necrológicas
  • Edita Muñoz Garrido
  • Carmen de la Maza Vargas

El 37,9% de las personas tiene algún grado de depresión y el 26,7% problemas de salud mental

Por La Prensa Austral Miércoles 20 de Enero del 2021

Compartir esta noticia
107
Visitas

Termómetro de Salud Mental plantea que el deterioro es mayor entre los desocupados.

El 37,9% de las personas tiene algún grado de depresión y el 26,7% problemas de salud mental, de acuerdo a los datos que arrojó la segunda versión del estudio Termómetro de la Salud Mental, elaborado por la Asociación Chilena de Seguridad y la Pontificia Universidad Católica. El indicador estableció que un 48,9% de las personas consultadas entre 21 y 68 años a nivel país experimenta preocupaciones que le han hecho perder sueño (más o mucho más que lo habitual).

El desempleo también ha generado problemas de salud en un 44 por ciento de las personas. Esta cifra duplica la prevalencia de estas patologías entre quienes tienen un empleo, algo que se condice con la importante tasa de desempleo que se mantiene en el país debido a la crisis. De todos modos, un 27% de quienes realizan teletrabajo igualmente presenta problemas de salud mental, versus un 20% de quienes trabajan de manera presencial.

El psicólogo clínico del Instituto Magallánico de Obesidad y docente de la Universidad de Magallanes, Enzo Arias, plantea que este estudio refleja una realidad, que incluso puede ser mayor a esta medición. “Frente a la situación que estamos viviendo, que es anormal y no esperable, la gente tiene cuadros de ansiedad y trastornos del ánimo. Además se están generando tensiones a nivel familiar”.

La población no está consultando por la pandemia porque está sobreviviendo al impacto que ésta genera a nivel individual y social. “Mientras las personas estén sobreviviendo y se aferran a cualquier cosa, aunque luego tendrá la posibilidad de sentir la angustia respecto de lo que ha vivido”.

En relación al Covid, hoy las principales consultas están asociadas al duelo y a las pérdidas de familiares. Lo importante es que el duelo requiere ritos puntuales, que tienen que ver con la velación y la compañía. Como el trámite ha cambiado producto del virus, esto ha generado un impacto en la salud mental de las personas.

No obstante ello, señala que en Magallanes, en general, persisten las altas tasas de depresión, trastornos de ansiedad y de suicidio.

Sindemia

Un término que le parece más apropiado al psicólogo clínico, más que pandemia es el de sindemia que básicamente se usa para explicar una situación en que dos o más enfermedades interactúan de tal forma que causan un daño mayor que la mera suma de estas dos enfermedades y por lo tanto se propone enfrentarlo más que una pandemia sino que como una sindemia. Este concepto incluye otros factores sociales y económicos.

“Acá hay un impacto en la salud mental, donde hay cuadros depresivos y cuadros de ansiedad, y a eso se le suma el impacto de la pandemia. Además hay un alto consumo de alcohol y de otras drogas lícitas…Hay un problema con el alcohol y es que hay una normalización del consumo, de consumir alcohol y manejar que se traduce en la mayor cantidad de accidente. Eso igual tiene que ver con el escaso control parental y policial”, complementa Arias.