Necrológicas
  • Luis Humberto Oyarzún Bustoa
  • Luis Humberto Oyarzún Bustos
  • Carlos Calisto Parra

Ganadero cuya majada fue diezmada por perros dice estar decepcionado de la Justicia

Por La Prensa Austral Martes 26 de Enero del 2021

Compartir esta noticia
983
Visitas

Una nueva decepción confesó haber sentido el ganadero porvenireño Atilio Calcutta Violic, al enterarse -por este medio- que el ataque de hace un par de semanas a su majada ovina por parte de tres perros domésticos es, según el sistema judicial, sólo una “falta” a la hora de responsabilizar a los dueños de los canes agresores.

La acometida de los caninos significó que 34 de sus lanares (la mitad de ellos de la fina raza Katahdin) murieran, ocasionándole, además, una pérdida en dinero que ronda los tres millones de pesos.

Como confirmó la Fiscalía de Porvenir, tales vecinos propietarios de los perros sólo arriesgan multas por no haber tenido las condiciones de seguridad adecuadas al mantener confinados a sus animales.

Todo ello, pese a que se trata de mascotas domésticas con ficha de control municipal e inserción de chip de registro, como constató la encargada del Programa de Control y Tenencia Responsable de Mascotas del municipio, Marcela Reyes, luego de examinar al perro que Calcutta logró atrapar en el salvaje ataque y que mantuvo en resguardo hasta que se presentó su propietario.

“Si nada más hay una falta, también hay una Ley de Tenencia Responsable que el Ministerio Público no debe pasar por alto”, remarcó Calcutta, quien además anunció acciones legales contra la Municipalidad de Porvenir, por incumplir las exigencias de control que contempla la referida ley.

“Hace pocos días divisé a tres perros de la raza pastor belga que se dirigían afuera de la ciudad. Tuve que agarrarlos a peñascazos para evitar que sigan a mis campos, que son los primeros predios que hay saliendo de Porvenir”, relató. Al respecto, rememoró que en lotes situados a mayor distancia, muchos de sus colegas productores han debido dispararle a jaurías de perros asilvestrados, ya que no hay otra manera de impedir que ultimen a grandes cantidades de ovejas y corderos, “y si no se hace nada, pienso que tendremos que llegar a lo mismo acá, si esto se sigue repitiendo”, anticipó.

En la ciudad, ¡y con
amenazas!

Lo que ocurre en los campos fueguinos no es lo único, respecto al ataque de perros: cada cierto tiempo en la ciudad es común que canes en situación de calle muerdan a transeúntes, principalmente menores, regularmente por descuidos en mantener debidamente encerrados en los patios de los hogares a las mascotas. De hecho, apenas el viernes pasado tres cachorrones (ejemplares próximos a ser adultos) de raza Rottweiller deambularon por el centro de Porvenir, ingresando a un patio que tenía su portón abierto, porque los residentes habían recién ingresado con su automóvil.

Cuando éstos hacían los esfuerzos por echar fuera a los amenazantes animales, se presentó una patrulla de Carabineros que propuso encerrarlos hasta la llegada del dueño, a quien le avisaron la ubicación de sus mascotas. Sin embargo, al haber niños pequeños en el domicilio, los policías lograron expulsar al trío canino, pero al verse nuevamente en la calle los rottweiller siguieron su derrotero con el auto policial siguiéndolos de cerca, naturalmente sin poderlos controlar, dada la posibilidad de sufrir mordidas.

Pocos después, una camioneta roja doble cabina se estacionó frente al corresponsal de La Prensa Austral y El Magallanes en Porvenir, profiriéndole insultos y amenaza de muerte por el sólo hecho de estar cumpliendo su labor, por lo que el reportero y fotógrafo dedujo que se trataría del dueño de los peligrosos animales, molesto por las imágenes captadas a sus mascotas. Por ahora el corresponsal opta por omitir el nombre del descontrolado individuo, aunque su intimidante de su actitud, deberá explicarla ante la Justicia.