Necrológicas
  • Héctor Mansilla Barrientos (Tito)
  • Oscar Bahamóndez González

Tanzania decidió no aplicar vacunas contra el Covid-19

Por La Prensa Austral Martes 2 de Marzo del 2021

Compartir esta noticia
217
Visitas

Tanzania ha tenido un enfoque muy particular para controlar el Sars-CoV-2. El año pasado, sólo unos meses después del inicio de la pandemia, el Presidente John Magufuli declaró a Tanzania libre de Covid-19 tras tres días de oraciones nacionales.

Desde entonces, se ha negado a imponer un confinamiento, ha reabierto las escuelas, ha permitido la celebración de grandes eventos deportivos, ha continuado con las reuniones religiosas, ha dejado de hacer pruebas y ha suspendido las campañas de comunicación públicas sobre el virus. El país también ha dejado de notificar casos y muertes.

El argumento era que la gente debía dejar de vivir con miedo y confiar en Dios y en los remedios tradicionales africanos para prevenir contagios. Tanzania podría ser el único país del mundo que haya adoptado este enfoque, que va en contra de todo lo que han recomendado los científicos, otros organismos sanitarios nacionales y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Por lo tanto, no es de extrañar que las autoridades hayan dicho que no tienen planes para vacunar a la población, o, al menos, no por ahora.

El riesgo para el país ya se ha hecho evidente. El método que ha seguido Tanzania ha permitido que el virus se propague sin control entre la población. La gente se está muriendo de lo que se está categorizando como “neumonía” y “dificultades respiratorias”.

La gente que vive en Tanzania no está suficientemente preparada ni protegida, pues no hay protocolos sobre lo que se debe hacer para evitar la propagación del virus si alguien cae enfermo. La mayoría de la información trata sobre hacer vaporizaciones para prevenir la Covid-19, pero eso no impide que el virus se transmita de persona a persona.