Necrológicas
  • Mercedes Zamora de Roldan
  • Juan Carlos Cárdenas Cárdenas
  • Sergio Enrique Asencio Vargas

Intendenta Jennifer Rojas: “Esperamos una baja de contagios para tener un toque de queda diferenciado”

Por La Prensa Austral Lunes 12 de Abril del 2021

Compartir esta noticia
2,262
Visitas

A diferencia del segundo semestre del año pasado, en que Magallanes parecía ser el epicentro de la pandemia, en estos primeros meses de 2021 la realidad contrasta con lo que se vive en “el norte”, con récords de casos, mientras la región sostiene una aparente tranquilidad. Por lo mismo, la intendenta Jennifer Rojas insiste en que no es conveniente bajar la guardia y mantenerse cumpliendo las medidas sanitarias, consciente que solamente de esta manera se podrá dejar atrás el virus.

Primero se refirió a los retrocesos de la semana en el Plan Paso a Paso. “Desde la semana que pasamos a Fase 3, el 18 de marzo, hasta el día 30, Puerto Natales tuvo un aumento de un 39% en sus contagios. Entendemos toda la parte social y económica que hemos estado trabajando hace mucho tiempo con los gremios, sobre todo los más afectados, que tienen que ver con el turismo y el sector gastronómico. Sabemos cuánto les ha costado y agradecemos lo que ha cooperado en cuanto a protocolos, que permitieron que pudiésemos decir que los contagios, una vez que han abierto, no se han provocado dentro de esos locales. Sin embargo, hay que hablar de un bien común y tenemos que seguir resguardando la vida de las personas. Ese aumento de un 39% genera una alerta. Fue lamentable la decisión de volver a restringir la libertad de las personas, pero esperemos que con el compromiso de toda la comunidad natalina, ojalá muy pronto podamos avanzar a Fase 3. Sé que la última semana ha habido un retroceso en cuanto a la cantidad de casos, pero eso no es suficiente”, insistió la primera autoridad regional.

Rojas espera que pronto se pueda contar con los resultados que permitirán apreciar cómo se ha manifestado el proceso de vacunación y su incidencia en la ocupación de camas críticas. “No quiero ser exitista ni irresponsable hasta antes que salgan los estudios formales, pero está la satisfacción de que hemos reducido considerablemente la ocupación de camas críticas a nivel regional, que quizás puede ser el nivel avanzado de vacunación y el compromiso de la comunidad. Pero tenemos que ir mirando comuna por comuna, a nivel regional no podemos tomar decisiones centralistas, y pasar o retroceder a todos”, remarcó la intendenta, quien a la vez llamó a que quienes no se han vacunado y estén en el rango etário dispuesto por el calendario del proceso acuda, pues “no hemos tenido, afortunadamente, ningún tipo de reacción adversa grave en la comunidad, todo lo contrario, es más lo que hemos ganado con el proceso de vacunación, somos la región que más ha vacunado”.

No obstante, recordó que la inmunización recién se produce después de 14 días, pero que tampoco la comunidad se debe relajar tras ello, “porque la vacuna impide que se produzca un estado de mayor gravedad al momento de contagiarse, impide que uno tenga que necesitar una cama crítica, pero las personas pueden contagiarse”, insistió.

Pero si bien, en general, se aprecia un cumplimiento de las medidas en espacios públicos, aún no se ha podido solucionar el tema de las reuniones sociales en espacios cerrados. “Ha sido la tónica de toda la pandemia y la trazabilidad lo demostró el primer día de pandemia: Los magallánicos nos contagiamos entre cuatro paredes, en espacios cerrados. No nos contagiamos en los supermercados, los negocios de barrio o en el espacio laboral, normalmente, no significa que no ocurra. Sin embargo la trazabilidad nos señala que cuando se hace un asado, se celebra un cumpleaños, sin medidas de protección, se producen casos, por lo que hay que hacer hincapié y tuvimos que evaluar esta medida de reducción del toque de queda, entendiendo que tenemos que ser moderados y prudentes”.

Enseguida añadió que “si estamos viendo que el contagio está aumentando en cada una de nuestras comunas, tenemos que poner el pie en el freno y saber que donde se producen los contagios es en las reuniones sociales después del horario laboral, por lo que lamentablemente, tuvimos que reducir en una hora el toque de queda, que era la única medida efectiva, probada, para reducir la movilidad. Esperamos que en los próximos días podamos evidenciar esa baja de contagios que tanto necesitamos, para poder levantar, a nivel regional, la necesidad de tener un toque de queda diferenciado”, finalizó Jennifer Rojas.