Necrológicas
  • Florangel Alvarez Quezada
  • Odesa María Medur Didivic
  • Orlanda Baeza Becerra

La ley del embudo y nuestra relación con Argentina en el extremo sur

Por Emilio Boccazzi Campos Lunes 19 de Abril del 2021

Compartir esta noticia
130
Visitas

A menudo hemos acuñado la frase “la culpa, no es del chancho sino del que le da el afrecho” para definir que una actitud displicente, permisiva e irresponsable, terminará teniendo consecuencias para el que omite, no habla, calla y permite.

Cuando recuerdo el Acuerdo Complementario de Apertura y Cierre sobre Pasos Fronterizos que de forma permanente “habilitó” el Paso Puerto Almanza (Argentina) con Puerto Williams firmado el año 1997, por los Ex Presidentes Eduardo Frei y Carlos Menem, no puedo sino molestarme profundamente, no con la actitud Argentina, de poner innumerables trabas y hacer “letra muerta” de aquel Acuerdo de los dos países, firmado por sus respectivos Presidentes, sino que molestarme profundamente con nuestra(s) sucesivas Cancillerías y nuestros sucesivos gobiernos regionales, que no han sido capaces de hacer valer este acuerdo, que tiene a los habitantes de la Isla Navarino, supeditados sólo al tránsito marítimo y aéreo para conectarse con el continente. Veinticuatro años han pasado de aquello.

“La isla detrás de la isla” (Isla Navarino detrás de la isla de Tierra del Fuego) espera ansiosa, el que definitivamente se conecte Chile por Chile, a través del, a estas alturas, mítico camino, que llegará a Bahía Yendegaia. Se habrá completado un poco más de 30 años en su ejecución, si verdaderamente se tiene perspectiva de terminarlo a través de la acción del Cuerpo Militar del Trabajo (CMT) por mandato y contratación con el Ministerio de Obras Públicas el año 2026. Dios nos escuche.

¿Querrán los argentinos, tener frontera entre Ushuaia y Yendegaia una vez se concrete el trazado definitivo del camino? Claro y evidentemente que sí¡¡¡ Es más, lo buscarán afanosamente, para acceder a las inigualables bellezas, de la parte Occidental del Canal de Beagle. ¿Chile lo permitirá? De acuerdo a la tradición pusilánime de nuestra Cancillería, creo que sí. ¿Es reciproca la relación en fronteras y en el cumplimiento de los compromisos? Evidentemente, NO¡¡¡

Claramente, los dos países, tienen una limitación de continuidad física. En el caso de Chile, desde Puerto Montt al sur, con la aparición de la zona insular y de archipiélagos, y con la presencia de nuestros hielos patagónicos que se extienden por más de 300 kilómetros, y que cortan a Magallanes de Chile. Necesitamos históricamente del paso terrestre por Argentina para conectarnos con Chile.

En el caso de Argentina, su parte Continental, choca abruptamente con el estrecho de Magallanes, el cual la separa con su parte Insular en la Tierra del Fuego argentina. En ese caso, los isleños de Ushuaia y Río Grande (200.000 personas), requieren de acceder a nuestro territorio para hacer “puente” y conectarse con la Provincia de Santa Cruz, y con ello estar de nuevo en su país.

Hace pocos días, tuve la oportunidad de viajar al sur de nuestra Tierra del Fuego y pude apreciar el avance del camino que unirá la Vicuña con Yendegaia. Es más, que unirá a Punta Arenas y la parte Continental, con nuestras dos islas. La de Tierra del Fuego y la isla Navarino.

En mi retorno a Punta Arenas, pude apreciar cantidad importante de vehículos particulares argentinos que iban en “tránsito a Argentina”, a través de la Primera Angostura. También iban, como es costumbre, una importante cantidad de camiones argentinos, que surten copiosamente a sus habitantes en las ciudades argentinas ya mencionadas. De inmediato pensé, si como chileno, ¿puedo ir a Coyhaique u Osorno, por poner dos ejemplos en mi vehículo particular a través de territorio argentino? ¿Circulan tranquilamente nuestros camioneros chilenos a través de Argentina, para traernos las mercaderías esenciales desde el norte de Chile? En los dos casos, claramente NO. ¿De quién es la culpa? ¿Del chancho? Claramente del que le da el afrecho. Reciprocidad es lo único que se pide y ponerse los pantalones. Y recuperar el rol social que tuvo en sus inicios el establecimiento del rolon rollof. ¿Qué dicen los candidatos a Gobernador Regional?